Citlaltépetl.jpg
Getty Images
10 diciembre 2021 13:12hrs
Actualizado el 10 diciembre 2021 13:12hrs
Redacción ADN40
Estados

El Citlaltépetl también tiene una leyenda, ¿la conoces?

Conoce la leyenda de Quetzalcóatl y su relación con el Citlaltépetl, mejor conocido como el Cerro de la Estrella o el Pico de Orizaba.

De acuerdo a la cultura mesoamericana, Quetzalcóatl es uno de los dioses más importantes y reconocidos, además, por si no lo sabías este icónico personaje cuenta con una leyenda prehispánica que explica el origen del nombre de la montaña más alta de México: el Citlaltépetl o Cerro de la Estrella.

El Citlaltépetl, más conocido como Pico de Orizaba es la montaña más alta de México y el volcán más alto de Norteamérica con una altitud de 5 mil 610 metros sobre el nivel del mar.

Además, a diferencia de lo que se había creído, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), determinó que la mayor parte de Citlaltépetl se encuentra en el estado de Puebla .

¿Qué significa Citlaltepetl?

El primer nombre que tuvo este volcán en tiempos prehispánicos, fue Poyautécatl, que significa “el que está donde adelgaza la neblina”. Por lo que los historiadores sugieren que el nombre náhuatl actual, Citlaltépetl, haya sido inventado por un hispanohablante que tenía conocimientos sobre la lengua, pero que no conocía el nombre local.

Citlaltépetl deriva de ‘citlalli’: estrella; ‘tépetl’: monte, ‘Monte de la estrella’ o Cerro de la Estrella, de ahí que así se le conozca al icónico Pico de Orizaba.

Leyenda sobre Citlaltépetl

Según se cuenta, Quetzalcóatl fue un sacerdote sabio y progresista que enseñó a los pueblos el arte de la orfebrería, la agricultura, la escritura y la astronomía; a la par, prohibió los sacrificios humanos y reinó a través de la paz.

Sin embargo, la mitología mexica dice que su acciones lo hicieron que se ganara la antipatía de los adoradores de Tezcatlipoca, “Espejo negro que humea”, un dios supremos que para mucho era la dualidad y antagonía de Quetzalcóatl.

La leyenda apunta que estas personas, a través de engaños, embriagaron a Quetzalcóatl e hicieron que faltara a su celibato; esto ocasionó que abdicara y partiera exiliado junto a otros discípulos, no sin antes prometer su regreso.

Salió de Tula, caminó por el altiplano, continuó hasta Coatepec y llegó al Cerro de las Culebras, desde donde se observa el Citlaltépetl; una vez en la cima, se despidió de sus discípulos diciéndoles que de ahí en adelante tenía que seguir él solo, pero que “volvería cuando el quinto sol se dejará ver en el horizonte”.

A lo que los discípulos preguntaron: “Señor, ¿y cómo vamos a saber nosotros que ese quinto sol llega y que tu vuelves?”, y Quetzalcóatl respondió: “les voy a dejar una señal”, y según cuenta la leyenda, el dios hizo unos ademanes mágicos de lo que surgió una erupción del Citlaltépetl que subió al cielo y se unió a la estrella Citlali (Venus), misma que se tornó más luminosa; “observen esa estrella, de hoy en adelante se llamará Tlahuixcalpantlecutli”, es decir, “Señor que anuncia la venida del Sol”.

Leyenda de Quetzalcóatl

De ahí en adelante la leyenda versa diferentes finales para Quetzalcóatl, hay quienes cuentan que simplemente se encaminó hacia Coatzacoalcos, subió a una barca y se alejó mar adentro hasta desaparecer en el horizonte, desde donde surgió una estrella muy brillante (Venus) que cruzó los cielos de oriente a poniente y se posó exactamente arriba del Citlaltépetl, para luego desaparecer como si se hubiera metido en el cráter del volcán.

Otra versión, escrita por Joaquín Arróniz Fentanes, en 1867, en el “Ensayo de una historia de Orizaba” afirma que Quetzalcóatl murió en Coatzacoalcos, lugar en el que se realizaron los honores fúnebres, se le envolvió en finos ropajes y dentro de una urna de oro sus restos mortales fueron llevados al punto más elevado de la Montaña Ardiente (Citlaltépetl), donde fue consumido por el fuego.

Sus cenizas se elevaron al cielo, formando una espesa nube que tapó el cielo por cuatro días. Después apareció una estrella, la apoteosis de Quetzalcóatl, sobre las cumbres blancas del volcán.

Una versión más relata que fue en la región de Orizaba donde Quetzalcóatl comenzó su camino hacia la eternidad. Subió al volcán y su cuerpo fue consumido por el fuego mientras que su alma adoptó la forma de quetzal y luego emprendió el vuelo como una estrella brillante.

Independientemente del final, la tradición oral de la cultura mexicana relata que desde lo ocurrido con Quetzalcóatl, el Pico de Orizaba en cuya cima descansa el astro misterioso, recibió el nombre de Citlaltépetl.

Además, se dice que diariamente, Venus aparece en la mañana por el oriente, asciende por el firmamento y al caer la tarde se posa brillante al lado del Cerro de la Estrella.

La noticia por todos los medios. Descarga nuestra app

deps

¡Suscríbete a nuestro boletín de ADN 40 en Google News!
Más Noticias