perrita Lola y su nieve.jpg
FB: Big Hearts for Big Dogs
17 julio, 2021
Redacción ADN40
Es Tendencia

Perrita se rehúsa a comer su nieve, era el sabor incorrecto

Con estas fotos sé testigo del épico momento en el que la perrita Lola se rehúsa a comer la nieve que su sueña le había comprado

Sin duda, nuestras mascotas pueden ser muy quisquillosas con el tiempo, especialmente cuando se trata de comida, ya que se acostumbran a ciertos sabores y olores. Tal es el caso de esta adorable perrita que se negó rotundamente a comer su nieve, luego de que su dueña le comprara el sabor incorrecto.

Perrita Lola y su familia

Esta adorable y caprichosa perrita vive en un refugio local en Florida, Estados Unidos, ella se convirtió en parte de la familia luego de que la esterilizaran y sufriera una serie de complicaciones que le impidieron caminar.

Lola tuvo que pasar un difícil proceso de recuperación y luego de unos meses, el centro de rescate Big Hearts for Big Dogs la recibió y le encontró una familia de acogida que podía comprometerse a cuidar de ella y llevarla a fisioterapia todas las semanas.

Durante dos años cuidaron de sus necesidades, hasta que finalmente Annie Belamger y su familia decidieron que deseaban adoptarla oficialmente. Afortunadamente hoy en día esta perrita vive en una encantadora granja con otros animales rescatados.

Perrita se niega a comer su nieve

Desde entonces Lola se convirtió en una de las consentidas de la casa y cada que pueden la llevan por su nieve favorita. “Vamos a Pelican Snowballs en North Fort Myers varias veces al mes. Su sabor favorito es el caldo de pollo servido con un hueso de leche encima…”

Un día, fueron a la heladería, pero como un día antes la perrita había experimentado un malestar estomacal, su dueña decidió comprarle otro sabor de nieve, pensó que ella lo disfrutaría de igual manera, pero se equivocó.

La quisquillosa perrita olió extrañamente el alimento, miró a su dueña y tan sólo con su expresión dejó en claro que no se comería la nieve del sabor incorrecto; inclusive Annie mencionó: “Ella se negó a comerlo todo el camino a casa…”

Sorprendentemente, Lola se rehusó a probar aunque fuera un poco de nieve, por lo que se echó en el asiento y dejó que el alimento se derritiera completamente. Su dueña resaltó que la razón por la que la perrita decidió no saborear el sabor incorrecto es por sus fuertes convicciones y forma de ser.

Su familia sabe que Lola tiene una personalidad única: le gusta que la arropa antes de ir a dormir; a veces su respiración también es extraña, pareciera que ronca e incluso algunos otros lomitos piensan que la perrita les gruñe, pero no es así, la verdad es que esta adorable mascota es todo un amor y tiene el temperamento más asombroso.

A pesar de que ese día Lola no recibió la nieve que tanto quería, seguramente pronto regresarán al local y esta vez, su dueña ya no le pedirá el sabor incorrecto y la quisquillosa perrita será consentida por el postre que a ella tanto le gusta.

La noticia por todos los medios. Descarga nuestra app

deps

¡Suscríbete a nuestro boletín de ADN 40 en Google News!
Más Noticias