Calle Madero.png
IG: Isaac Jero
Redacción ADN40
Ciudad

14 datos que no sabías de la calle Madero, en el Centro Histórico

Sin duda, una de las calles más transitadas de la CDMX es Madero, ubicada en el Centro Histórico, por eso hoy te compartimos 14 datos que sí o sí, debes conocer

Todo el Centro Histórico de la CDMX es una zona icónica, llena de historia y anécdotas, además posee una de las calles peatonales más famosas: Madero. Pero para que la conozcas mucho mejor, hoy te presentamos 14 datos curiosos que debes de saber.

Datos sobre la calle Madero

La segunda calle más antigua de CDMX

Es cierto que el Centro Histórico es la zona más antigua de la ciudad y es que después de la caída de Tenochtitlan, el español Alonso García Bravo fue el encargado de hacer el trazado urbano en la zona, la primera calle fue Tacuba y la segunda Madero, además rápidamente adquirió importancia debido a su conexión con la Plaza Mayor.

Nombre original de la calle Madero

Como muchas otras vialidades, esta famosa calle peatonal ha modificado su nombre a lo largo de la historia; inicialmente se le conocía como Primera calle de San Francisco, debido a que en 1524, a tan solo un par de años de la caída de Tenochtitlán, se edificó un convento franciscano que podría considerarse uno de los edificios más antiguos de la CDMX.

El Convento de San Francisco fue importante porque se encargó de la evangelización de la Nueva España; además de que fue considerado el más grande de México y de América, pues contaba con una extensión de 30 mil metros cuadrados.

Lamentablemente después de las Leyes de Reforma de 1860, el terreno fue seccionado y vendido, por lo que ya no queda mucho de aquel convento, actualmente, justo a lado de la Torre Latinoamericana, se puede observar una reedificación de la iglesia.

Además de San Francisco, la calle también fue conocida como La Profesa, debido a una iglesia que llevaba ese mismo nombre. Más tarde, todos la empezaron a conocer como Plateros, pues en 1580, el Virrey Enríquez ordenó que los orfebres que trabajaban la plata se establecieran en esta calle; a causa del éxito de este comercio, poco a poco los lugareños comenzaron a llamarle de esa forma.

Por qué la calle peatonal del Centro Histórico se llama Madero

¿Pero entonces, cómo es que a pesar de esos nombres, ahora la conocemos como Madero? La anécdota cuenta que la mañana del 8 de diciembre de 1914, Villa llevó una banda musical para que animara la esquina de Plateros y San José el Real, hoy Isabel La Católica. Luego subió a una escalera y clavó una placa en el mármol blanco a manera de homenaje, ya que esta tenía el nombre de Francisco I. Madero, el presidente que había sido asesinado unos meses antes.


Se dice que Pancho Villa amenazó a todos, pues quien se atreviera a quitar aquella placa sería fusilado. Fue así que conforme pasó el tiempo, la gente se acostumbró y a la calle se le bautizó como Madero.

Cabeza de león en Motolinia

Esta famosa escultura es un recordatorio de una de las peores catástrofes que sufrió la Nueva España, la inundación de 1629, la cual comenzó el 20 de septiembre y azotó a la ciudad durante 36 horas ininterrumpidas.

El león marca uno de los datos más impresionantes, ya que es la marca que indica el nivel que alcanzó aquella inundación, se sabe que este fenómeno acabó con la vida de más de 30 mil indígenas y dejó un montón de pérdidas materiales.

Gabinete de Historia Natural

Anteriormente, sobre la calle de Madero se ubicó el que es considerado el primer museo público en la CDMX, el Museo de Historia Natural, este se inauguró en 1790 en la calle de Plateros #89. Se exhibieron ejemplares de la flora y fauna de la Nueva España, aunque también había algunos instrumentos científicos de la época.

Este lugar tuvo una vida muy corta, pues quedó destruido durante la guerra de Independencia; tardó un tiempo en que se pudieran rescatar los objetos y fue hasta 1802 que se les colocó en el Colegio de San Ildefonso.

Primer santo mexicano

Sin duda este es uno de los datos que más hace referencia al catolicismo de nuestro país, ya que en 1866 el arquitecto Emilio Dondé comenzó a construir sobre Madero el Templo de San Felipe de Jesús.


El recinto goza de un estilo neorrománico en la fachada y neobizantino en el interior; actualmente aún se le reconoce como una joya arquitectónica pero pocos saben que el templo hace un homenaje al que fue el primer santo mexicano.

La casa de los azulejos

Se dice que un hijo del conde del Valle de Orizaba levantó esta mansión para demostrarle a su padre que no era tan irresponsable como él pensaba. Posteriormente, en 1881 este lugar se convirtió en el Jockey Club de México y después pasó a ser la Casa del Obrero Mundial, para que finalmente en 1919 se le conociera como el Sanborns más icónico del Centro Histórico de la CDMX.

Primera sala de cine en México

Recordemos que gracias a Porfirio Díaz el cinematógrafo llegó a México; de hecho después de las muestras privadas en el Castillo de Chapultepec, la población pudo ser testigo de este invento, se dice que el 16 de agosto de 1896, se exhibieron escenas de algunas calles de París y de la CDMX, en el sótano de una droguería en la antigua calle de Plateros.

Luego de un tiempo, en esa misma calle, en la antigua Casa Borda, Madero #33, se inauguró la primera sala de cine en en el Centro Histórico de la CDMX y se le conoció como Salón Rojo.

Museo del Estanquillo

Anteriormente este edificio albergó La Esmeralda, el cual fue construido por los arquitectos Eleuterio Méndez y Francisco Serrano a finales del S. XIX, con la finalidad de que ahí estuviera ubicada una de las joyerías más lujosas del país: La Esmeralda Hauser-Zivy y Compañía.

Su arquitectura combina distintos estilos, la fachada tiene toques neoclásicos y del barroco francés; mientras que su interior predomina el art noveau. El 27 de noviembre de 1892 se inauguró como joyería y era tan importante que hasta el mismo presidente Porfirio Díaz asistió al evento.

Sin embargo, durante el siglo siguiente, la joyería dejó de existir. El lugar fue ocupado como oficinas del gobierno y en los 90 llegó a ser una discoteca La Opulencia; tiempo después el espacio se recuperó para albergar las colecciones de Carlos Monisváis.

Edificio La Mexicana

No cabe duda de que este es uno de los edificios más llamativos del Centro Histórico; pero antes de él existió el famoso Café de la Concordia, muy concurrido por los intelectuales de aquella época.

Sin embargo, a inicios del siglo XX fue demolido para construir el edificio actual, que fue obra del arquitecto Genaro Alcorta; abrió en 1906 y fue la sede de la compañía de seguros La Mexicana, la cual le dio el nombre por el que hasta la fecha es conocido.

Restaurante Gambrinus

En el año de 1912, en la esquina de Madero y Motolinia, se inauguró el famoso restaurante Gambrinus, un lugar icónico en la historia, ya que ahí fue donde Gustavo Madero, hermano del entonces presidente, fue aprehendido el 18 de febrero de 1913.

Lo llevaron hacia la Ciudadela y lo torturaron hasta causarle la muerte. Se cuenta que Gustavo, ya le había advertido a su hermano sobre una posible traición por parte de Huerta, de ahí que a este suceso se le conozca como uno de los que conformaron la Decena Trágica.

Edificio más alto del Centro Histórico

En este top de datos interesantes, no podría faltar la Torre Latinoamericana, la cual se ubica en la esquina de Eje Central y Madero. En 1946 la compañía de seguros La Latinoamericana se adueñó de este predio, un año después se demolió el viejo edificio y comenzó la planeación de la torre que hoy conocemos.

Originalmente, se planearon 27 pisos, pero terminaron por diseñar 44; la Torre Latino se inauguró el 30 de abril de 1956 y hasta 1972 mantuvo el récord al ser considerada el edificio más alto de la CDMX.

Desde cuándo Madero es una calle peatonal

Aunque no lo creas, esta calle no siempre ha sido un paso peatonal, se le acondiciono así hace relativamente poco, en agosto de 2009. En un inicio comenzó a cerrarse los fines de semana, pero durante octubre de 2010 se eliminó por completo el paso de los automóviles.

Calle más transitada de la CDMX

La calle de Madero mide 700 metros, sus extremos se localizan entre el Eje Central y la Plaza de la Constitución y se calcula que por ahí pasan alrededor de 350 mil personas al día.

La noticia por todos los medios. Descarga nuestra app

deps

Más Noticias