Historia del divorcio en México.jpg
Getty Images
02 enero 2022 13:01hrs
Actualizado el 02 enero 2022 13:01hrs
Redacción ADN40
Estados

Esta es la historia de la legalización del divorcio en México

La historia de la legalización del divorcio en México se ha visto influenciada por la Iglesia, la política y la sociedad.

Es cierto que hoy en día, los índices de divorcio en México han aumentado, pero su práctica social y su necesidad cultural no son nada nuevos; sin embargo, a lo largo de los años ha sido cambiante y regulado por diferentes normas por eso aquí te presentamos su historia.

El divorcio solía ser entendido como la suspensión temporal de la obligación de cohabitar con la pareja; esta se debía solicitar ante un juez y solo se otorgaba si se comprobaba tener una muy buena razón para ello.

Conforme a la evolución del divorcio, se han considerado una serie de razones válidas para la separación, siendo las más comunes el adulterio, la “crueldad excesiva”, la “enfermedad grave y contagiosa”, la demencia y la “inducción” a cometer crímenes.

Historia del divorcio en México

La primera etapa del divorcio en México , se dio en el mundo novohispano y correspondió al eclesiástico, visto a través del velo religioso, asediado por la culpa y el pecado.

Estaba regulado por jueces o provisores eclesiásticos, y sometidos a normas dictadas por el III Concilio Provincial Mexicano de 1585; en ese entonces, solo se autorizaba que los cónyuges vivieran en casas y camas separadas, permanecieron casados hasta la muerte.

La segunda etapa data del siglo XIX, y se trató del divorcio civil, sin embargo el cambio más trascendental fue la Ley de Reforma del Matrimonio Civil del 23 de julio de 1859, redactada por Melchor Ocampo y promulgada por el presidente Benito Juárez.

Ahí se estableció que todo lo referente al matrimonio sería tratado exclusivamente por el Estado y la Iglesia perdería toda jurisdicción. A partir de ese momento el divorcio solo se referiría a asuntos materiales y se tramitará ante un juez civil; se decía que el vínculo no se disolvía sino que nunca había existido.

¿Cuándo se legalizó el divorcio en México?

Después de varios años, la historia tomó otro camino cuando Venustiano Carranza emitió la ley de divorcio vincular, que rompía el matrimonio y dejaba en libertad a los ex cónyuges para volverse a casar.

La Ley del Divorcio, la más alta reforma social que pudo haberse operado entre las modernas nacionalidades, complemento necesario de los preceptos proclamados por los reformadores juaristas, expresó la feminista Hermila Galindo.

Esta ley formó parte de las Adiciones al Plan de Guadalupe del 29 de diciembre de 1914 y su ley reglamentaria fue promulgada el 12 de febrero de 1915.

De esta forma, la reforma carrancista fue sumamente radical, y una de las leyes más progresistas, ya que transformó la vida marital de los mexicanos.

Durante el siglo XX, el índice de divorcio en México aumentó y mantuvo casi sus mismas características, con mínimas reformas que equiparaba los derechos de mujeres y varones.

La cuarta y última parte de la historia del divorcio en México es el incausado, data del 3 de octubre de 2008 y como su nombre lo indica, no tiene causa y puede ser tramitado a petición de una sola de las partes.

Para muchos este es el cambio más radical en cuanto al divorcio en México, pues pone fin a su concepción autoritaria, moralista y disciplinaria que siempre buscaba culpables y castigos.

Hoy en día, la tarea del Estado en cuestión de los divorcios, es evitar la violencia física o moral y el desgaste emocional innecesario tanto de la pareja como de los hijos.

La noticia por todos los medios. Descarga nuestra app

deps

¡Suscríbete a nuestro boletín de ADN 40 en Google News!
Más Noticias