perrito,lago,lobo.jpg
Facebook
05 julio, 2021
Redacción ADN40
Es Tendencia

Creían que rescataron un perrito de un lago congelado; era un lobo

En un acto de heroísmo, un grupo de trabajadores sacó del lago a un ‘perrito’, a las pocas horas descubrieron que era un lobo de un año.

El hecho ocurrió en Estonia, un grupo de obreros de una represa, divisaron un cachorro en problemas en el lago, y decidieron rescatarlo. Más tarde descubrieron que no era un perrito, sino un temible lobo macho.

El grupo de obreros sacó del lago a un ‘perrito’

Un grupo de obreros que trabaja en la represa de la ciudad de Sindi, divisó movimiento en el lago, en una fría mañana de trabajo. La ciudad está atravesada por el río Pärnu que desemboca en el golfo de Riga, una zona donde en invierno la temperatura mínima, puede ser de menos 20 grados centígrados.

Cuando se acercaron al lago helado, vieron lo que les pareció ser un perrito en problemas. Inmediatamente pusieron manos a la obra. Los obreros estonianos lograron romper el hielo que los separaba del ‘perrito’ y llegaron hasta él justo a tiempo.

Cuando lograron sacar al lobo, aún creyendo que se trataba de un perro, lo envolvieron en una manta, para calentarlo, y lo llevaron hasta el centro veterinario más cercano.

Al llegar a la clínica, el veterinario Tarvi Markson supo de inmediato de qué se trataba, y les advirtió a los obreros: “han traído un lobo euroasiático”.

El perrito resultó ser un peligroso lobo joven

Perrito, lago, lobo A.jpg
Facebook

En pocos minutos llegó la patrulla de rescate de animales, y constataron que se trataba de un lobo. Cuando los trabajadores se enteraron no podían creerlo, ya que el lobo, disfrazado de perrito, se había comportado muy bien.

Rando Kartsepp, uno de los constructores relató: “Tuvimos que llevarlo por la pendiente. Pesaba bastante. Durante el viaje en auto estaba tranquilo, dormía sobre mis piernas. Cuando quise estirarlas, levantó la cabeza por un momento”.

El veterinario constató que tenía solo un año más o menos, y que su presión arterial había bajado hasta los límites mínimos, lo que explicaría su comportamiento dócil, luego del rescate en el lago.

Luego de revisarlo rápidamente, los veterinarios, preocupados de que el cachorro fuera menos dócil al despertar, lo metieron en una jaula después del tratamiento.

El lobo, que parecía un perrito, finalmente logró recobrar su fuerza natural, le colocaron un chip rastreador y fue devuelto a su hábitat, con la esperanza de que no vuelva a meterse en problemas.

Estamos muy felices por el resultado de la historia y deseamos agradecer a todos los participantes”, dijo la Agencia de animales. El lobo no hubiera sobrevivido de su caída en el lago, si los obreros no lo confundían con un perrito.

La noticia por todos los medios. ¡Descarga nuestra app!

Gm

¡Suscríbete a nuestro boletín de ADN 40 en Google News!
Más Noticias