Buzo, pulpo bebé, vaso de plástico, concha a.jpg
09 septiembre 2021 10:09hrs
09 septiembre 2021 15:09hrs
Redacción ADN40
Es Tendencia

Gracias a buzo, pulpo bebé cambia su vaso de plástico por una concha

Un buzo estuvo cerca de quedarse sin aire al intentar que un pulpo bebé cambiara su vaso de plástico por una concha de mar.

Un buzo, que nadaba en las aguas de Lembeh, Indonesia, encontró un vaso de plástico en el fondo del mar. Cuando quiso reciclarlo encontró que era el hogar de un pulpo bebé. Entonces, decidió ofrecerle una nueva casa con un objeto más natural, una concha.

El pulpo bebé eligió un vaso de plástico para hacer su casa

Pall Sigurdsson es un experimentado buzo de mar que se encontraba explorando la bahía en Indonesia cuando descubrió que un pulpo bebé había elegido un vaso de plástico como su casa.

Buzo, pulpo bebé, vaso de plástico, concha b.jpg
Captura YouTube: Pall Sigurdsson

El pulpo bebé pertenecía a la especie de los pulpos reticulados. Unas criaturas muy particulares que usan herramientas para ocultarse y defenderse. Este tipo de pulpos, también puede recibir el nombre de pulpo de coco, ya que recolecta las cáscaras de este fruto para utilizarlo y resguardarse.

En marzo de 2005, Investigadores del Museo de Melbourne en Australia filmaron al pulpo recolectando medias cáscaras de coco, desechadas por los humanos del fondo del mar.

El pulpo bebé, en este caso, eligió un elemento muy alejado a la naturaleza, un vaso de plástico. Por lo que el buzo decidió pasar toda su jornada de nado, buscándole una concha más adecuada para vivir.

El buzo ayudó a encontrarle una concha a este pulpo bebé

Al parecer el pulpo bebé tenía un gusto particular, ya que ninguna de las opciones que el buzo le ofrecía, lo conformaban lo suficiente como para dejar atrás su vaso de plástico.

Octo in a cup

Tuvimos que presentarle diferentes conchas hasta que una le gustó”, explicó Pall Sigurdsson.

El hogar que elija el pulpo bebé es fundamental para el resto de su existencia, ya que el pulpo de coco se encuentra en fondos arenosos en bahías o lagunas y los elementos que encuentra allí son esenciales para su protección y defensa de depredadores.

El pulpo bebé no estaba convencido de querer dejar el vaso de plástico por una concha y el buzo comenzaba a quedarse sin aire. Luego de varios intentos, Sigurdsson encontró la concha indicada y el animalito decidió abandonar el vaso de plástico desechable.

Pasamos toda una inmersión y casi todo nuestro suministro de aire salvando a este pulpo de un destino cruel”, dijo el buzo que logró contribuir en la vida de este pulpo bebé, ayudando a reciclar el mar de un vaso de plástico, y dándole al animalito una concha acorde a su naturaleza.

La noticia por todos los medios. ¡Descarga nuestra app!

Gm

¡Suscríbete a nuestro boletín de ADN 40 en Google News!
Más Noticias