bacterias y vainilla.png
Getty Images
Redacción ADN40
Ciencia

Bacterias pueden convertir el plástico en saborizante de vainilla

Estudios recientes señalan que ciertas bacterias podrían convertir el plástico en una solución de vainilla, ¿pero es la opción ante el problema ambiental?

Una investigación publicada en la revista Green Chemistry propone una forma de utilizar bacterias para transformar el plástico postconsumo en vainilla. El hallazgo supone una solución al problema ambiental, ya que de forma sostenible se disminuirían los residuos de plástico y se producirían más saborizantes.

En la investigación realizada por un equipo de la Universidad de Edimburgo, se descubrió que las bacterias E. coli se pueden modificar genéticamente para que el ácido tereftálico del plástico se pueda convertir en vainilla e implementar una forma sostenible.

De acuerdo a los expertos, la transformación podría impulsar la economía circular, que tiene como objetivo eliminar los desperdicios, mantener los productos y materiales en uso y tener impactos positivos para la biología sintética.

Actualmente, con la crisis mundial del plástico, se ha visto una necesidad urgente de desarrollar nuevos métodos para reciclar el tereftálico de polietileno (PET), un tipo de plástico resistente y liviano derivado de materiales no renovables como el petróleo y el gas y que generalmente se utiliza para envasar alimentos y líquidos de un solo uso.

Se sabe que anualmente se generan aproximadamente 50 millones de toneladas de residuos de PET, lo que provoca graves impactos económicos y ambientales. Además, los métodos actuales de reciclaje solo descomponen en diferentes componentes el plástico, y justo uno de ellos es el ácido tereftálico; que se utiliza para fabricar más PET o plástico de segunda generación, por lo que no ayuda a disminuir el problema ambiental.

Reciclar plástico para obtener vainilla

Sin duda esta nueva propuesta por parte de los científicos de utilizar bacterias E.Coli en el plástico y obtener un componente de las vainas de vainilla, demuestra el verdadero poder de la biología sintética y de la ciencia en general para abordar los desafíos del mundo respecto a los desechos plásticos.

Además después de poner en práctica sus conocimientos y de varios experimentos, el equipo logró una conversión del 79% del ácido tereftálico en vainilla. En este sentido, los investigadores aseguran que el líquido producido sería apto para el consumo humano, pero se requieren más pruebas experimentales para estar cien por ciento seguros; ya que esta sustancia se utiliza ampliamente en la industria alimentaria y cosmética, así como en la formulación de herbicidas, agentes antiespumantes y productos de limpieza.

Mientras todo esto sucede, la realidad es que el hecho de que unas bacterias produzcan vainilla mediante residuos de plástico es una idea muy ingeniosa que sin duda ayudaría a reducir los desechos de PET y beneficiaría al medio ambiente.

La noticia por todos los medios. Descarga nuestra app

deps

¡Suscríbete a nuestro boletín de ADN 40 en Google News!
Más Noticias