Anna Sorokin.PNG
IMDb
18 febrero 2022 11:02hrs
Actualizado el 18 febrero 2022 11:02hrs
Redacción ADN40
Pop

Qué es real y qué ficción en la serie ‘Inventando a Anna’ de Netflix

A continuación te compartimos qué información de la serie de ‘Inventando a Anna’ de Netflix es real y que fue pura ficción.

Seguramente tú al igual que otros miles de usuarios de Netflix sigues impactado sobre la serie de Anna Sorokin, pero a la par, tienes algunas dudas sobre lo real del caso y cómo fue que “la falsa heredera” pudo estafar millones de dólares a las altas esferas de Nueva York.

Inventando a Anna explora el ascenso y la caída de la estafadora a través de la perspectiva de Jessica Pressler, la periodista que escribió un artículo que se popularizó en 2018, pero que este año viralizó más el caso de Sorokin por su serie en Netflix.

Lo real y la ficción en la serie Inventando a Anna de Netflix

Si bien la serie está basada en un caso real, hay algunas cosas de ficción, basta recordar que al inicio de cada uno de los capítulos la producción de Netflix menciona “Toda esta historia es completamente cierta. Excepto por las partes que están completamente inventadas”. Así que, ¿qué es mentira en Inventando a Anna ?

Inventando a Anna | Tráiler oficial | Netflix

La periodista en el caso de Anna

En la vida real, la periodista que escribió sobre el caso de Anna Sorokin, y la llevó a la fama, no se llama Vivian Kent sino Jessica Pressler.

Ella escribía para New York Magazine y su reputación no sufrió tanto como se dice en la serie; es cierto que en el 2014 una de sus historias resultó ser falsa y perdió un trabajo en Bloomberg, pero se recuperó rápido.

En 2015 escribió sobre las strippers que habían robado a brokers de Wall Street, que también se convirtió en una película de Hollywood , protagonizada por Jennifer Lopez.

La relación amorosa de Anna

El personaje de Chase se conoce a través de las historias que cuentan los amigos de Anna, y en la vida real no se sabe mucho más sobre él. Parece ser que al igual que su pareja él era un estafador que acabó mudándose a los Emiratos Árabes Unidos. Su app sigue siendo un misterio para todos, incluso para quienes pusieron dinero en ella.

La Fundación Anna Delvey

En la vida real Anna sí buscaba establecer un club de arte super exclusivo en la ciudad de Nueva York que llevaría el nombre de ADF (Fundación Anna Delvey) y se ubicaría en el Church Missions House, un emblemático edificio de seis pisos, en la esquina de Park Avenue y 22nd.

El abogado de Anna

Todd Spodek fue el abogado real de Anna en los juicios que la declararon culpable, no de los 11 cargos en su contra, pero sí de los que la enjuiciaron con 4 a 12 años en prisión.

En el final de la serie se dice que a partir del caso de Anna Sorokin, Spodek se ha encargado de ser abogado defensor de famosos estafadores.

Anna robó un avión

Tal y como se ve en el cuarto episodio de la serie de Netflix, Anna asistió a la conferencia anual de inversión de Warren Buffet en Omaha en un jet privado que nunca pagó.

Gracias a sus contactos dispuso de la aeronave y prometió hacer el pago de los 35 mil dólares que costaba alquilarlo. Aunque no se muestra en la serie, en el artículo de Pressler se dice que Anna envió a la empresa una confirmación falsificada de una transferencia bancaria del Deutsche Bank que nunca llegó.

La relación entre Anna y su abogado financiero

Uno de los mayores apoyos de Anna fue Alan Reed, un abogado financiero de gran éxito a quien ella persuadió para que la ayudara a obtener préstamos para ADF.

Aunque suene difícil de creer en la vida real Andy Lance, el verdadero abogado, no se preocupó en investigar sobre la vida de Anna y se dejó envolver por lo que ella le contó.

En la serie, Anna le dice a Alan que se comunique con el jefe de su oficina familiar en Alemania, Peter Hennecke, para confirmar los detalles de su fondo fiduciario, pero más tarde se sabe que esa persona nunca existió y que en realidad la estafadora había usando un teléfono desechable con una SIM europea para falsificar las llamadas, al igual que un software que disfrazaba su voz.

Anna y el drama de la vacaciones en Marruecos

La amiga de Anna, Rachel, es otro personaje real. Rachel DeLoache Williams trabajaba como periodista de Vanity Fair y como se muestra en la serie ella, un camarógrafo y la entrenadora personal se fueron de vacaciones a Marruecos.

Lo malo de esta experiencia fue la factura de más de 60 mil dólares a la que Rachel fue presionada a pagar, ya que Anna “tenía problemas con el banco”. Al respecto, la joven estafadora mencionó que cuando eso pasara le reembolsaría el dinero a su amiga, pero únicamente le proporcionó 5 mil dólares.

Un dato no real en este episodio de la serie es cuando Anna le dice a Kacey, interpretada por Laverne Cox, que le reservara un vuelo a casa en primera clase ya que ella había sido asaltada; pero en ninguno de los artículos se menciona eso.

Aunque Rachel parece “la mala de la película” con su actitud, la ex amiga de Anna asegura que la versión de la serie sobre ella es absolutamente falsa y se dice que en algún momento se conocerá más sobre su vida y lo que vivió con “la falsa heredera” pues parece ser que estaba trabajando con HBO en una adaptación de su libro My friend Anna.

La noticia por todos los medios. Descarga nuestra app

deps

¡Suscríbete a nuestro boletín de ADN 40 en Google News!
Más Noticias