Endurance.jpg
Fideicomiso del Patrimonio Marítimo de las Malvinas
11 marzo 2022 13:03hrs
Actualizado el 11 marzo 2022 13:03hrs
Redacción ADN40
Ciencia

A más de un siglo de naufragio hallan el ‘Endurance’ en la Antártida

Luego de un siglo de naufragio, investigadores hallaron en la Antártida el ‘Endurance’, barco del explorador Ernest Shackleton.

Los restos del barco Endurance, del explorador angloirlandés Ernest Shackleton, fueron encontrados en la Antártida, más de un siglo después de haber protagonizado el naufragio más famoso de la historia.

Nuestros objetivos para Endurance22 eran localizar, inspeccionar y filmar los restos del naufragio, pero también realizar importantes investigaciones científicas y ejecutar un programa de divulgación excepcional: Donald Lamont, presidente del Fideicomiso del Patrimonio Marítimo de las Malvinas.

Este hallazgo es la culminación de una larga búsqueda que empezó en el año 2019 y que incluyó a unas 100 personas; la expedición zarpó el 5 de febrero de Ciudad del Cabo, Sudáfrica, a bordo de un rompehielos sudafricano.

Shackleton y el Endurance

Hace más de un siglo, en 1914, un grupo de exploradores encabezados por Shackleton, buscaba atravesar por primera vez el congelado continente austral; para ello viajarían a bordo de un barco de madera llamado Endurance.

Se dice que la historia de este barco es legendaria, pues antes de convertirse en naufragio logró tocar ambos extremos del planeta. Originalmente Endurance fue construido para hacer misiones turísticas a ver osos en el Polo Norte, y años más tarde lo compró Shackleton para llevar a cabo una expedición en la Antártida.

28 miembros conformaron la llamada Expedición Imperial Transantártica; sin embargo, la travesía de 2 mil 900 kilómetros a través del continente helado era cada vez más complicada, el paso era lento y el clima empeoraba.

¿Cuándo y dónde se hundió el Endurance?

Según los datos, en enero de 1915 el navío quedó atrapado en el hielo del mar de Weddell y a medida que pasaba el tiempo el Endurance sufría más presión por el hielo, por lo que a finales de octubre Shackleton no tuvo más remedio que ordenar el abandono definitivo del barco.

Pasando de una expedición a una misión de supervivencia. De esta forma, la tripulación se mantuvo los meses finales de 1915 y los primeros de 1916 en un campamento en el hielo en constante deriva.

Finalmente unos cuantos tuvieron que refugiarse en la inhóspita isla Elefante mientras que Shackleton y otros partieron en busca de ayuda en un precario bote hasta la isla de San Pedro, en el archipiélago de Georgia del Sur.

Afortunadamente, el 30 de agosto de 1916, todos y cada uno de los miembros de aquel histórico naufragio fueron rescatados con vida.

Desde entonces, las historias de la exploración fallida a la Antártida y el misterioso destino del Endurance habían quedado en las leyendas, pero a su vez como un histórico naufragio.

Tras el abandono del barco en octubre de 1915, el Endurance acabó sucumbiendo a las fuerzas del hielo y poco a poco la gravedad lo hundió en las profundidades del océano Antártico, en algún lugar no identificado del mar de Weddell.

Hallan los restos del Endurance en la Antártida

Gracias a que el capitán había anotado en su bitácora las coordenadas donde el Endurance había naufragado, un grupo de investigadores del Falklands Maritime Heritage Trust lograron localizar los restos del legendario barco en la Antártida .

Tras varias semanas de exhaustiva búsqueda a bordo del SA Agulhas II y el uso de tecnología de última generación como drones submarinos, el Endurance fue localizado a una profundidad de 3 mil 8 metros en el mar de Weddell, aproximadamente a seis kilómetros de la posición registrada originalmente por el capitán Worsley.

Los expertos confirman que el navío que comandó Shackleton se hallan en un excelente estado de conservación, con las maderas aún unidas y el nombre claramente visible aún en la popa; así como un timón intacto y equipamiento apilado contra la baranda, como si la tripulación acabara de abandonar el Endurance.

Uno de los mástiles está roto, pero en sí la estructura del barco sigue en pie, como se muestran en las imágenes que ya le han dado la vuelta al mundo a través de redes sociales y medios de comunicación.

Como parte de la misión de rescate del Endurance22 , se ha puntualizado que el naufragio está protegido como Sitio y Monumento Histórico en virtud del Tratado Antártico, lo que garantiza que, mientras se examina y filma, no será tocado ni perturbado de ninguna manera.

La noticia por todos los medios. Descarga nuestra app

deps

¡Suscríbete a nuestro boletín de ADN 40 en Google News!
Más Noticias