huracanes más devastadores en México.jpg
Getty Images
16 agosto 2021 16:08hrs
16 agosto 2021 17:08hrs
Redacción ADN40
Estados

Estos son los huracanes más devastadores de la historia de México

A lo largo de la historia, por su ubicación geográfica, México ha sufrido varios desastres naturales por huracanes tanto en el Pacífico como en el Atlántico

Desafortunadamente, a lo largo de la historia, desde la segunda mitad del siglo XX y hasta nuestros días, los huracanes y tormentas tropicales han azotado con fuerza a nuestro país, dejando numerosas pérdidas humanas y económicas.

Conforme el tiempo pasa, los sistemas de Protección Civil han contribuido a mantener a salvo a la población ante la llegada de un ciclón tropical , pero nada puede detener la fuerza devastadora de este tipo de desastres naturales.

Huracanes más devastadores en México

Huracán Janet

Este fue unos de los primeros huracanes de los que se tuvo registro, se catalogó como de categoría 5 de la escala Saffir-Simpson y tocó tierra el 27 de septiembre de 1955, en Quintana Roo. Según la prensa de la época, la ciudad más afectada fue su capital, Chetumal, de acuerdo con datos del Cenapred hubo más de 700 decesos y arrasó con todas la viviendas que en su mayoría eran de madera.

Huracán Liza

El 30 de septiembre de 1976 este huracán alcanzó la categoría 4, antes de golpear con fuerza a México, los estados más afectados fueron la península de Baja California y Sonora y de acuerdo a los datos, dejó alrededor de 630 muertos y 10 mil damnificados, con daños materiales de casi 3 millones de pesos.

Huracán Gilberto

Sin duda este fue uno de los huracanes más devastadores pues afectó dos partes de México. En un inicio el fenómeno natural de categoría 5, tocó tierra el 14 de septiembre de 1988 en la isla de Cozumel con vientos de más de 280 km/h, causó muertes, hundió barcos y dejó sin hogar a miles de familias.

Como si eso fuera poco el huracán volvió a tocar tierra en el noreste del país, específicamente entre Nuevo León y Coahuila, se internó en el antiguo cauce de un río seco de la ciudad de Monterrey, desatando una devastadora inundación que dejó 225 muertos, la gran mayoría en la ciudad regiomontana, además de alrededor de 139 mil damnificados.

Huracán Paulina

Entre el 5 y 10 octubre de 1977, este huracán arrasó con destinos turísticos. Tocó tierra en Chiapas antes de arrasar con Puerto Escondido, Huatulco y Acapulco. Las inundaciones crecientes de los ríos y deslaves afectaron una de las regiones más pobres de México con una pérdida económica de más de 400 millones de dólares; tan sólo en Guerrero dejó 300 mil damnificados, 250 lesionados y 150 desaparecidos.

Huracán Wilma

Por primera vez en la historia un huracán recibió un nombre con la letra W y sin duda fue uno de los más destructivos que ha golpeado a México, económicamente hablando. El 21 de octubre de 2005 tocó tierra en la ciudad de Cozumel como categoría 4, para después afectar por más de 48 horas a Cancún y la Riviera Maya.

Aunque sólo hay registros de ocho muertos, la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguro (AMIS) documentó que el impacto del huracán en las costas de Quintana Roo dejó daños equivalentes a 1,752 millones de dólares, sobre todo en su zona hotelera.

Huracán Manuel

Aunque sólo fue de categoría 1, Manuel dejó más de 123 muertos, 97 de ellos se produjeron en un alud en la comunidad de La Pintada, en Guerrero; aunque también afectó a Coahuila, Chihuahua y Durango. Además, hubo más de 59 mil evacuados y al menos 218 mil personas afectadas. Las pérdidas económicas de ese septiembre de 2013 se calcularon en 242 millones de dólares.

Huracán Patricia

La Conagua lo consideró como “el huracán más intenso en los últimos 50 años” de los que se tiene registro en el Océano Pacífico y en el Atlántico. Fue catalogado como categoría 5 en escala Saffir-Simpson, sus vientos alcanzaron una intensidad máxima de 342 km/h. Por fortuna entre el 23 y 24 de octubre de 2015 el fenómeno se debilitó considerablemente antes de tocar tierra en una región poco poblada en el suroeste de México, convirtiéndose en una tormenta.

No obstante, dejó una cantidad histórica de refugiados, demostrando que con el paso del tiempo y con la información oportuna de las autoridades, la población ha aprendido gradualmente a mantenerse a salvo del embate letal de los huracanes.

Cómo se clasifica un huracán

Los huracanes se clasifican en cinco categorías, en la escala Saffir-Simpson, dependiendo de la velocidad del viento:

  • Categoría 1: vientos de 119 a 153 km/h. Daños en casas móviles, árboles y algunas inundaciones en las costas.
  • Categoría 2: vientos de 154 a 177 km/h. Afectaciones en tejados, puentes, árboles caídos, ventanas rotas, inundaciones en calles y caída de anuncios espectaculares.
  • Categoría 3: vientos de 178 a 208 km/h. Deterioros en la estructura de edificios pequeños, casas e inundaciones masivas.
  • Categoría 4: vientos de 209 a 251 km/h. Podrían dejar inundaciones en grandes extensiones, así como desplome de casas, edificios, graves afectaciones en playas y estructuras.
  • Categoría 5: vientos mayores de 252 km/h. Al ser considerada la más fuerte, el daño es total; hay colapso en edificios grandes, olas inmensas de hasta 5 metros de altura, árboles arrancados desde la raíz, inundaciones que pueden llegar hasta los tres metros de altura y vientos que arrancan todo a su paso.

La noticia por todos los medios. Descarga nuestra app

deps

¡Suscríbete a nuestro boletín de ADN 40 en Google News!
Más Noticias