Reina Isabel II.jpg
IG: The Royal Family
22 noviembre 2021 11:11hrs
Actualizado el 22 noviembre 2021 11:11hrs
Redacción ADN40
Internacional

La reina Isabel asiste al bautizo de sus bisnietos, entre dudas por su salud

Este domingo 21 de noviembre, la reina Isabel II asistió a una doble celebración, el bautizo de sus bisnietos: August y Lucas.

Durante las últimas semanas, el estado de salud de la reina Isabel la ha orillado a cancelar su participación en eventos públicos; sin embargo, este domingo 21 de noviembre asistió al bautizo de sus bisnietos.

El fin de semana los miembros de la realeza británica llevaron a cabo un festejo doble, al que finalmente la reina Isabel pudo asistir; luego de que sufriera una lesión de espalda que la obligaba a cancelar a última hora su presencia en las celebraciones del Día del Armisticio.

Reina Isabel acude al bautizo de sus bisnietos

La monarca fue fotografiada a su salida del evento por la prensa británica, vestia muy elegante un traje y sombrero de color verde a juego. Ocupaba el asiento trasero del coche oficial que la transportaba, un Range Rover negro conducido por el chófer junto a un miembro de la seguridad como copiloto.

El bautizo de los pequeños August Philip Hawke Brooksbank y Lucas Philip Tindall, bisnietos de la reina Isabel, se llevó a acabo en una ceremonia privada en la capilla Real de Todos los Santos, en el dominio real de Windsor, a unos cincuenta kilómetros al oeste de Londres.

August es el hijo de Eugenia de York, la hija del príncipe Andrés, tercer hijo de la reina Isabel y de su esposo Felipe , fallecido en abril. Mientras que Lucas es el hijo de Zara Tindall, hija de la princesa Ana, segunda hija de Isabel II.

¿Qué pasa con la salud de la reina Isabel?

En el último mes, el estado de salud de Isabel II ha sido un tema de preocupación en el país, sobre todo después de pasar una noche en el hospital para hacer exámenes “preliminares” que no fueron detallados, pero que la obligaron a permanecer en reposo durante semanas.

Desde entonces, la reina Isabel se había limitado a llevar a cabo tareas ligeras y algunas audiencias virtuales en el castillo de Windsor, su residencia oficial a las afueras de Londres.

Posterior a eso, el palacio de Buckingham informó que sufría un problema en la espalda, pero que esto no tiene relación alguna con la dolencia no especificada que provocó la visita de la reina Isabel al hospital en octubre, y que todo se trataba de una coincidencia desafortunada.

A pesar de que la reina Isabel no ha podido asistir a diversos actos públicos, se ha mantenido activa, y durante el transcurso de la semana realizó su primera entrevista presencial , en la que recibió en el castillo de Windsor, al jefe del Estado Mayor británico, Nick Carter.

Pese a todo, la soberana de 95 años hizo lo posible por vencer cualquier dolor o molestia que sintiera para no faltar a este evento único, el bautizo doble de sus bisnietos, quienes son el 13º y el 24º en el orden de sucesión al trono.

La noticia por todos los medios. Descarga nuestra app

deps

¡Suscríbete a nuestro boletín de ADN 40 en Google News!
Más Noticias