Peces dorados, lago, crisis ecológica.jpg
BurnsvilleMN
14 julio, 2021
Redacción ADN40
Internacional

Peces dorados tirados en un lago generaron una crisis ecológica

Los peces dorados domésticos han generado una verdadera crisis ecológica en un lago de los Estados Unidos. Conoce por qué.

Aunque parecen inofensivos, los peces dorados abandonados en un lago de Burnsville, Minnesota, provocaron una verdadera crisis ecológica en los Estados Unidos.

Una crisis ecológica es atribuida a los peces dorados

Cuando algunas personas compran peces dorados en las veterinarias, para tenerlos como mascotas, a veces terminan por cansarse de ellos. Creyendo que les darán libertad, los arrojan a lagos y ríos sin comprender el riesgo de este acto.

Ahora, una plaga de cientos de peces dorados gigantes amenaza el ecosistema de esta región de los Estados Unidos.

“¡Por favor, no suelte a su mascota en estanques y lagos! Crecen más de lo que cree y contribuyen a la mala calidad del agua al remover los sedimentos del fondo y arrancar las plantas. Recientemente se encontraron grupos de estos grandes peces de colores en el lago Keller”, explicaron las autoridades de Minnesota, en Twitter.

Los peces dorados no son nativos de esta zona, y se venden solo para tenerse como mascotas. Pero cuando son liberados, se convierten en una especie extremadamente resistente, lo que amenaza la diversidad de otras especies, al comerse su alimento.

El peligro de los ‘poderosos’ peces dorados

Peces dorados, lago, crisis ecológica b.jpg
cc

Los peces dorados pueden provocar una verdadera crisis ecológica. Tienen propiedades que los convierten en grandes amenazas. Crecen muy rápido, se reproducen en gran cantidad y resisten a las temperaturas extremas. Como si esto fuera poco, pueden pesar hasta cuatro libras (1,8 kg) y vivir hasta 25 años.

“Algunos peces de colores pueden parecerles a algunos una adición inofensiva al cuerpo de agua local, pero no lo son”, advirtió el Departamento de Recursos Naturales de Minnesota a The Washington Post.

Estos animales podrían extender su dominio más allá de Minnesota, de hecho no es la primera vez que sucede algo similar en los Estados Unidos. Los peces dorados pueden pasar a otros hábitats de forma rápida, a través de los estanques de aguas pluviales y colándose en lagos o arroyos.

Situaciones similares se han registrado en Teller Lake, cerca de Boulder, Colorado, y Lake Tahoe, Nevada, donde los investigadores encontraron miles de peces no nativos.

La crisis ecológica provocada en el lago Burnsville, y en otras zonas de EE. UU. ha causado daños por 120.000 millones de dólares. Por esta razón el Servicio de Pesca y Vida Silvestre, recomienda poner en adopción a los peces dorados que ya no puedan atenderse, o en última instancia darles una muerte digna, consultado al veterinario más cercano.

La noticia por todos los medios. ¡Descarga nuestra app!

Gm

¡Suscríbete a nuestro boletín de ADN 40 en Google News!
Más Noticias