peces adictos drogas
Pexels
10 julio, 2021
Redacción ADN40
Ciencia

Descubren peces que, por contaminación, son adictos a drogas

El consumo de las drogas no termina en los humanos, llega hasta los ríos y peces a través de los alcantarillados por donde transitan las heces y la orina.

¿Peces adictos a las drogas? Un grupo de científicos descubrieron que estas especies también pueden presentar una adicción a sustancias ilícitas debido a la contaminación proveniente de los seres humanos.

En una investigación realizada por científicos de la República Checa y publicada en la revista científica Journal of Experimental Biology, se menciona que los peces pueden volverse adictos a ciertas drogas, lo cual resulta preocupante.

Adicción a las drogas, más allá de los humanos

De acuerdo con este estudio, la adicción a las drogas puede ir más allá del consumo humano, pues estas sustancias no se disuelven del todo en el organismo humano tal como se pensaba, pues una parte de lo consumido puede desecharse por medio de las heces y la orina.

Con este procedimiento, el desecho viaja por los sistemas de alcantarillado y terminan en los ríos, donde se encuentran diversas especies marinas que llegan a interaccionar con los desechos.

Lo anterior puede resultar alarmante debido a los efectos que pueden presentarse en la vida acuática, según los resultados de la investigación y experimento.

Experimento señala la adicción de peces a las drogas

Los científicos a cargo realizaron un experimento con dos grupos de ejemplares de trucha marrón. Uno de los grupos se colocó en un tanque con agua limpia durante ocho semanas, mientras que el segundo grupo fue expuesto a un tanque con agua mezclada con metanfetamina - un microgramo por litro - cantidad que puede estar presente en los arroyos.

Se estudió el comportamiento de ambos grupos tras el período de ocho semanas y luego de colocar a ambos en un mismo tanque, pero con dos corrientes diferentes uno con metanfetamina y otra limpia.

Los peces que anteriormente habían sido expuestos a la droga presentaban preferencia a la corriente con metanfetamina, mientras que el resto ignoraba este conducto.

Asimismo, los peces que habían estado en interacción con la droga, mostraban un movimiento extremadamente lento durante 96 horas, además de que tenían rastros de metanfetamina en el tejido cerebral 10 días después de la exposición.

Los resultados fueron alarmantes, pues según los científicos pueden quedarse en las alcantarillas consumiendo el restos de las drogas y dejar de comer o reproducirse.

La noticia por todos los medios. ¡Descarga nuestra app!

MVA

¡Suscríbete a nuestro boletín de ADN 40 en Google News!
Más Noticias