principe felipe ll
Reuters
09 abril, 2021
Redacción ADN40
Internacional

Quién era el príncipe Felipe, esposo de Isabel II: datos desconocidos

El príncipe Felipe, tuvo lazos con el movimiento nazi y decidió sacrificar metas personales para poder estar con la reina Isabel II.

En la madrugada de este vienes 9 de abril se dio a conocer que el príncipe Felipe falleció a la edad de 99 años, de los cuales compartió más de 70 años con su esposa, la reina Isabel II. Pero, ¿quién era el príncipe Felipe? A continuación, te compartimos algunos datos desconocidos.

Felipe, príncipe de Grecia y Dinamarca

Philippos Andreou de Schleswig-Holstein-Sonderberg-Glücksburg, fue el nombre real del príncipe Felipe, quien nació el 10 de junio de 1921 en Corfu, una isla de Grecia.

Al nacer, recibió el título de príncipe Felipe de Grecia y Dinamarca, debido a los papeles reales con los que contaba su familia dentro de estos dos países.

Sin embargo, desde que era un bebé, su vida se vio inestable porque tuvo que huir junto con su familia a Francia a consecuencia de la guerra greco-turca que se suscitó entre 1919-1922.

A la edad de 7 años, el príncipe Felipe tuvo que realizar otro cambio de estadía, pues fue enviado a Reino Unido para vivir con sus abuelos maternos, originarios de Alemania, pero nacionalizados británicos con el apellido Mountbatten.

Fue así que se convirtió en un príncipe exiliado que tuvo una educación divida entre Francia, Reino Unido y Alemania. Incluso, fue fiel al director judío de su escuela, pues cuando éste tuvo que huir a Escocia, Felipe lo siguió y fue parte de la escuela Gordonstoun.

Príncipe Felipe y sus lazos con el régimen Nazi

Uno de las situaciones que siempre arrastró el príncipe Felipe, fueron los lazos que tenía con el régimen Nazi, algo que tanto él como la Familia Real Británica, intentaron ocultar para cuidar la imagen de la Corona Real.

El príncipe Felipe era el menor de su familia, pues tuvo otras cuatro hermanas que contrajeron matrimonio con príncipes alemanes, integrantes importantes del partido Nazi.

No obstante, estos príncipes eran primos de segundo y tercer grado de las hermanas de Felipe, pero se habían casado con la creencia antigua de mantener la “pureza” de la sangre entre la aristocracia europea.

Incluso, cuando su hermana Cecilia, la más grande, murió tras un accidente aéreo, se realizó una ceremonia con horones que otorgaba el nazismo a los miembros más importantes, a la cual acudió tanto Felipe, como el comandante de la Luftwaffe, Hermann Göring.

Príncipe Felipe, un soldado que encabezó batallas

Luego de los lazos que mantenía con el régimen nazi, el príncipe Felipe también tuvo que prepararse para graduarse como cadete en la Marina Real británica y pelear en el bando de los aliados durante la Segunda Guerra Mundial.

Dentro de los combates, se encargó de asignar la protección de convoyes australianos en el océano Índico, pero luego fue transferido al Mediterráneo. Tras su trayectoria como militar, llegó al rango de almirante.

Príncipe Felipe conoce a la princesa Isabel

Tras estar en medio de la guerra, el príncipe Felipe conoció a la princesa Isabel, quien era su prima segunda. La Familia Real no lo aceptaba del todo debido a los antecedentes nazis y por ser bautizado bajo la Iglesia ortodoxa de Grecia.

Pese a ello, el 20 de noviembre de 1947, lograron casarse y entonces los sacrificios comenzaron a aparecer en la vida del príncipe Felipe.

Los sacrificios que realizó por su princesa Isabel II

Antes de la boda, el arzobispo de Canterbury lo bautizó bajo los mandatos de la Iglesia de Inglaterra, por lo que el rey Jorge Vi le otorgó el título de Duque de Edimburgo, y éste renunció a su título de príncipe de Grecia y Dinamarca.

Asimismo, las hermanas del príncipe Felipe no fueron invitadas a la ceremonia de matrimonio que se celebró en Westminster Abbey por sus lazos con el movimiento nazi.

El ahora Duque de Edimburgo también renunció a su carrera prometedora como oficial de la Royal Navy, luego de que el rey Jorge VI falleciera y le otorgara el trono a la joven princesa Isabel II.

Otro de los sacrificios que aceptó para poder seguir a lado de la reina Isabel II, fue que sus hijos no llevasen su apellido, sino el de su esposa por el rango que ocupada en la monarquía.

Las pasiones del príncipe Felipe

El príncipe Felipe no sólo se dedicaba al trabajo que le correspondía por el cargo que ocupaba, en sus tiempos libres aprovechaba para distraerse en sus pasiones, como los caballos, el polo, las carreras de carruajes y el pilotear aviones.

El Duque de Edimburgo también desarrolló talentos y una pasión hacia la escritura y la pintura.

La noticia por todos los medios. Descarga nuestra app

MVA

Más Noticias