Dispositivo antiviolación, Sudáfrica a.jpg
Rape-aXe
20 mayo, 2021
Redacción ADN40
Internacional

Un dispositivo antiviolación intenta ayudar a mujeres en Sudáfrica

Un dispositivo antiviolación creado por una médica de Sudáfrica, promete dar una solución a las terribles estadísticas de agresión sexual.

Si tan solo tuviera dientes ahí abajo“la dijo una paciente víctima de violación a la doctora Sonnet Ehlers, desde ese momento su vida cambió. Le prometió a su paciente que algún día haría algo para ayudar en esta situación. Así, años después, inventó un dispositivo antiviolación, que promete atrapar al agresor, y que ya se prueba en Sudáfrica.

La médica de Sudáfrica que creó el dispositivo antiviolación

Sonnet Ehlers es una médica de Sudáfrica que se prometió hacer algo por las mujeres violadas en ese país del sur de África. Las estadísticas en Sudáfrica son alarmantes, según estadísticas oficiales de criminalidad, entre abril de 2019 y marzo del 2020, se denunció una media de casi 116 violaciones cada día.

Los homicidios y los delitos sexuales marcaron un récord en la última medición, entre 2019 y 2020 en Sudáfrica, un país que se mantiene como uno de los más peligrosos del mundo.

Estos parámetros solo han ido aumentando año a año. Teniendo en cuenta estas cifras, que indican que una de cada cuatro mujeres en Sudáfrica ha sufrido violación, Sonnet Ehlers creó un dispositivo antiviolación, pensando en atrapar a los criminales.

Según la misma Ehlers, “se trata de un dispositivo diseñado para brindar a las mujeres una mayor oportunidad de escapar de la agresión sexual y llevar a sus atacantes ante la justicia”, explica.

Cómo trabaja el dispositivo antiviolación

El dispositivo antiviolación está compuesto de una vaina de látex que se inserta en la vagina femenina de la misma manera que un tampón y en caso de penetración, el pene queda atrapado gracias a dos ranuras interiores dentadas que causan dolor y quedan agarradas al miembro.

Una vez que esto sucede, el agresor sexual no podrá quitárselo, y mientras más presión aplique mayor será el dolor que sufra. La única posibilidad será someterse a una cirugía para poder sacarlo, y mientras tanto el hombre no podrá orinar ni caminar. Para esto debería acudir a un hospital y revelar lo ocurrido.

De esta forma se protege a la mujer, y se ayuda a condenar al agresor sexual. Si bien el dispositivo antiviolación tuvo su primer prototipo en 2005, no ha sido sino hasta 2010 que se comenzó a probar en Sudáfrica. La creadora del aparato busca realizar una producción masiva, con precios accesibles para poder comercializar el producto en todo el mundo.

El nombre del aparato es Rape-aXe, y cuando se lanzó en Ciudad del Cabo, en Sudáfrica, se distribuyeron miles de muestras en las principales ciudades del país. Su creadora, quien trabaja como investigadora médica desde 1967, asegura que este dispositivo antiviolación podrá ayudar a mujeres de todo el mundo.

La noticia por todos los medios. ¡Descarga nuestra app!

Gm

Más Noticias