mujer y grupo de hombre detrás.jpg
Getty Images
26 julio 2021 12:07hrs
26 julio 2021 16:07hrs
Redacción ADN40
Finanzas

Las mujeres enfrentan un reto difícil en el trabajo: su edad

Conseguir trabajo es una tarea difícil y más para las mujeres, de acuerdo a los últimos datos, ellas enfrentan ciertos estereotipos culturales cuando ganan edad

Aunque no lo creas, la discriminación por edad es real, de hecho, dos de cada tres trabajadores entre los 45 y 75 años han experimentado o han sido testigos de este tipo de discriminación en el trabajo, e incluso las mujeres mayores de 35 años que buscan empleo, han especificado que los años se vuleven un obstáculo a la hora de ser contratadas.

De acuerdo con datos del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), 90% de las ofertas de empleo dejan fuera a las personas mayores de 35 años; este fenómeno se reconoce con el término Ageism o edadismo.

Qué es el ageism

El término ageism o edadismo en español fue acuñado en 1968 por el gerontólogo y psiquiatra Robert Butler para referirse a la discriminación contra las personas mayores y basándose en los términos sexismo y racismo. Basicamente es la discriminación por edad en cuanto a estereotipos y prejuicios en los que se considera que las mujeres dejan de ser productivas.

La realidad es que el envejecimiento afecta a todos, pero los estereotipos nublan la visión y pensamientos de las personas, ejemplo claro es la típica frase de “Los hombres con los años y las canas se hacen interesantes y guapos; las mujeres con la edad y las canas se hacen viejas, feas y pierden valor”

Sin duda este tipo de expresiones también forman parte de un sistema de creencias y prejuicios en cuanto a las estructuras laborales y la toma de decisiones en el espacio de trabajo, porque creen que las mujeres tienen competencias desfasadas, dificultades para encajar con los jóvenes o simplemente ya no entienden de tecnología.

Discriminación laboral por edad

La discriminación por edad es la más frecuente en las empresas y organizaciones por encima de la de género, cultura o raza. El edadismo se basa en tópicos que consideran que el envejecimiento supone un deterioro de las capacidades de las personas y por ende un retiro de la vida activa.

Tener más de 45 años no debería ser una barrera para la contratación tanto de hombres como de mujeres, al contrario, se podría valorar su experiencia y conocimientos acumulados, tanto en el ámbito laboral como en el personal.

Con la edad, las personas no pierden la motivación, ni la capacidad de trabajo, ni la de adaptación al cambio; más bien atesoran el compromiso, la responsabilidad y las ganas de seguir creciendo.

Claudia Calvin Venero, internacionalista y consultora en temas globales, igualdad, TIC y liderazgo, señala que para que las mujeres puedan vencer la discriminación por edad es necesario que se realicen cambios en materia de política y leyes , educación, diálogo intergeneracional y una reconstrucción en cuanto al valor de la edad, la experiencia y los saberes adquiridos.

La noticia por todos los medios. Descarga nuestra app

deps

¡Suscríbete a nuestro boletín de ADN 40 en Google News!
Más Noticias