Una niña al ver que su papá no tenía trabajo decidió hacerle un dibujo que decía “Corto pasto Gustavo. Suerte papi” y se hizo viral en redes sociales.
Especial
19 enero 2021 18:01hrs
Actualizado el 19 enero 2021 19:01hrs
Redacción ADN40
Es Tendencia

Quiso ayudar a su papá a encontrar trabajo y dibujó su CV

Una niña al ver que su papá no tenía trabajo decidió dibujar el CV que decía “Corto pasto Gustavo. Suerte papi”, se hizo viral en redes y gracias a esto el señor comenzó a ser contratado.

Para ayudarlo a encontrar trabajo como jardinero, una niña de nueve años realizó un dibujo del CV de su papá que se encuentra desempleado.

Esta historia tuvo lugar en Buenos Aires, Argentina; donde Gustavo Díaz y su esposa perdieron sus trabajos debido a la emergencia sanitaria, ella era empleada doméstica y él trabajaba limpiando zanjas.

Consciente de que debía seguir aportando para los gastos del hogar, Gustavo Díaz compró una podadora de pasto, sin embargo, tuvo que pagar cuatro veces más para poder dejarla en óptimas condiciones y aunado a eso no encontraba empleo.

A través de redes sociales, se hizo viral un dibujo realizado por Mailén Díaz, hija de Gustavo, en el cual pedía empleo para su papá como jardinero quien por la pandemia no ha logrado tener trabajo.

La niña realizó el dibujo en una hoja de cuaderno y con las letras bien coloridas, además de flores a su alrededor. Pero lo más sorprendente y emotivo fue la dedicatoria que le hizo al final. “Suerte Papi”, con el deseó de que lo contactaran muchos clientes. La imagen de este Curriculum Vitae ha conmovido a miles de usuarios.

“Cuando me regaló el dibujo sentí una satisfacción enorme. Fue el 29 de diciembre al mediodía. Se me ocurrió compartirlo en mi Facebook y subirlo a otros grupos donde la gente del barrio ofrece su trabajo o vende productos sin saber todo lo que vendría después”, señaló el padre a Infobae .

Luego de esta publicación, Gustavo empezó a recibir decenas de llamadas para trabajar y pasó de ser desempleado a tener varias solicitudes para cortar el pasto.

“Salía todas las mañanas a caminar por el barrio de Gregorio de Laferrere a tocar timbre para ofrecer mis servicios. Pero como mucha de esa gente no me conocía, le daba miedo y ni siquiera me atendía. Me pasó de estar todo el día buscando trabajo y no poder traer ni un peso para darle de comer a mis hijas”, recordó Gustavo.


La noticia por todos los medios. ¡Descarga nuestra app !

lhp

¡Suscríbete a nuestro boletín de ADN 40 en Google News!
Más Noticias