Alberca congelada, dueña, perro.jpg
Captura
18 mayo, 2021
Redacción ADN40
Es Tendencia

VIDEO: Dueña entra a alberca congelada para salvar a su perro

Las imágenes son desesperantes, su perro se encontraba atrapado bajo el hielo, y la dueña no dudó en arrojarse a la alberca congelada para salvarlo.

Las agallas y el amor de la dueña de Sid, sin duda que hizo que no dudara en arrojarse a una alberca congelada, para salvar la vida de su perro. Un accidente, pudo convertirse en tragedia, y el video demuestra lo cerca que estuvo este Pitbull de perder su vida.

Una tormenta de nieve sorprendió a la dueña de este Pitbull

Ocurrió en la ciudad estadounidense de Tenesse, las cámaras de seguridad de la casa de Jennie Tatum, captaron las increíbles imágenes de lo que casi fue una tragedia. Su perro Sid, estaba jugando alrededor de la alberca congelada cuando tropezó hacia su interior.

Todo comenzó cuando una tormenta de invierno azotó esta zona de los Estados Unidos, a principios de 2021. La alberca de los Tatum tenía roto su sistema de anti congelamiento, e iba a ser reparado justo antes de que la tormenta llegase.

Fue entonces cuando sus perros salieron a jugar en la nieve, pero sin percatarse del peligro de la alberca congelada. El hielo era lo suficientemente fino, para que el perro Pitbull, llamado Sid, cayera directamente bajo el agua, sin posibilidad de salir.

El perro estuvo 60 dramáticos segundos en la alberca congelada

Tennessee woman jumps into frozen swimming pool to rescue dog | ABC7

En el video, se ve como la mujer sale al rescate de su mascota “Fue pura adrenalina. Ni siquiera pensaba en tener frío”, dijo Jennie en una entrevista para el medio local ‘abc’. La dueña no lo dudó un momento, y se arrojó a las frías aguas, en unos segundos que parecen eternos, ya que Sid no aparecía.

Tatum no pudo encontrar a Sid al principio y salió de la piscina, para ver mejor desde arriba. Fue entonces cuando logró identificarlo, casi sin vida. El perro estaba entumecido y apenas respiraba.

La dueña lo recogió velozmente, y ante sus síntomas, corrió hasta la veterinaria más cercana, donde April Smith atendió al perro.”No creo que este perro haya soportado un minuto más, basado en sus síntomas”, dijo la veterinaria Smith.

El perro estuvo sumergido cerca de 60 segundo bajo el agua helada, sin posibilidad de respirar. Para la veterinaria, Sid probablemente contuvo la respiración durante parte del tiempo, pero necesitaba oxígeno para reanimarse.

Lo cierto es que su dueña le salvó la vida, y este perro no volverá a acercarse a una alberca congelada, nunca más. Sid, volvió a nacer ese día.

La noticia por todos los medios. ¡Descarga nuestra app!

Gm

Más Noticias