Pingüinos,demonios de Tazmania, Australia.jpg
cc
23 junio, 2021
Redacción ADN40
Ciencia

Demonios de Tasmania mataron 6 mil pingüinos en Australia al regresar

Un verdadero exterminio de pingüinos se efectuó en Australia. 6 mil ejemplares perdieron la vida, por la reintroducción descontrolada de demonios de Tasmania.

En el pasado mes de mayo de 2021, los portales de vida animal celebraron el retorno de los demonios de Tasmania a Australia. Pero este feliz hecho, supuso una condena a la población de pingüinos.

El regreso de los demonios de Tazmania

La reintroducción de los demonios de Tasmania a su hábitat natural en Australia, luego de que desaparecieran hace tres mil años, significó un hecho digno de celebración. Pero, según ha publicado BirdLife Tasmania, la reintroducción no se hizo de forma seria, y ahora los pingüinos azules de la isla María han desaparecido.

El problema fue que los científicos, en su manía por reintroducir a los demonios de Tasmania, tomaron decisiones sin el adecuado estudio previo.

Parte del proyecto de reinserción de la especie, incluyó la isla María, un área natural protegida de Australia. En este lugar se encuentra un refugio para los pingüinos más pequeños de Australia, los pingüinos azules (Eudyptula minor).

El problema inició, cuando los marsupiales comenzaron a atacar a las familias de pingüinos, que no pueden volar, y que no tienen incorporado en su genética, el huir de estos depredadores nuevos.

Pingüinos,demonios de Tazmania, Australia.jpg
cc

Así fue que esta especie amenazada, comenzó a desaparecer. Alrededor de 6 mil pingüinos pequeños perdieron la vida, por la mala gestión de los biólogos y funcionarios que permitieron la depredación descontrolada de los demonios de Tasmania.

Los responsables del exterminio de pingüinos en Australia

Hoy, según las cifras de BirdLife Tasmania, la población de los Eudyptula minor, han desaparecido por completo. Para el Dr. Eric Woehler, coordinador de la organización BirdLife, los verdaderos culpables no son los animales carnívoros. Los verdaderos responsables del exterminio, son los humanos que permitieron que esto suceda.

No pensaron en la naturaleza cazadora estos animales. Los pequeños pingüinos azules, fueron presa fácil para los demonios de Tasmania. “Cada vez que los seres humanos han introducido deliberada o accidentalmente mamíferos en islas oceánicas, siempre ha habido el mismo resultado […] un impacto catastrófico en una o más especies de aves”, explicó el doctor.

El caso de los pingüinos de Australia es una muestra más, de cómo las decisiones apresuradas pueden tener consecuencias devastadoras en los ecosistemas. Ahora la Isla María, se ha convertido en un verdadero cementerio, donde los demonios de Tasmania fueron introducidos a la fuerza.

La noticia por todos los medios. ¡Descarga nuestra app!

Gm

¡Suscríbete a nuestro boletín de ADN 40 en Google News!
Más Noticias