piñata-siete-picos-posadas.jpg
Getty Images
Redacción ADN40
Pop

Conoce la historia de una tradición mexicana: la piñata y su significado en las posadas

¿Ya conoces el origen de esta tradición mexicana? Donde se originó la piñata y como se adaptó a las posadas

Durante las épocas decembrinas, es común observar miles de piñatas adornando las calles de México, se puede decir que se ha convertido en toda una tradición mexicana, pero ¿cómo se originó la piñata y qué significado tienen en las posadas? Aquí te lo contamos:

  Existen dos versiones sobre su origen: la primera es que los mayas practicaban un juego que consistía en colgar una olla de barro llena de cacao, la cual debían de tratar de romper con los ojos vendados. La otra se remonta a China, se dice que durante sus viajes, Marco Polo observó cómo rompían la figura de un buey relleno de semillas, para celebrar el año nuevo chino, en Asia. Así que él llevó la tradición a Italia, la nombraron “pignatta” y la adaptaron para la cuaresma. Rápidamente esta peculiar actividad se adoptó en todo el continente europeo y fue adquiriendo un sentido religioso.

Finalmente, fueron los españoles quienes se encargaron de traer esa tradición a México, convirtiéndola en una nueva herramienta para la evangelización, pues esta representa la lucha del bien contra el mal. De hecho, cada cosa que se utiliza tanto para hacer y romper la piñata tienen un significado que atañe a la religión. Desde su fabricación, los siete picos simbolizaban los siete pecados capitales: pereza, envidia, gula, ira, lujuria, avaricia y soberbia. Los colores del papel con que se adorna también representan las vanidades del mundo y las tentaciones. El romper la piñata con un palo significa vencer el mal, la falsedad e incluso el engaño; hacerlo con los ojos vendados ejemplifica la fe ciega en Dios, al final la recompensa de vencer al pecado se ve representada por los dulces y frutos que recibimos.

posada

Resulta que las piñatas encajaron perfecto en la temática de las posadas y con el paso del tiempo se sumó a las fiestas decembrinas y no en las de cuaresma. Ahí se le asignaron los cantos, que también tiene su historia, de acuerdo a México desconocido, durante los años de 1788 a 1796 el clero quiso prohibir las piñatas, el motivo: los cantos comenzaban a adquirir toques pícaros; sin embargo, los feligreses no hicieron mucho caso, por lo que la iglesia levantó el veto.

En la actualidad, existen piñatas de diferentes formas y colores; las cuales no sólo se rompen en posadas, sino en fiestas de cumpleaños u otros eventos. Aunque según la tradición, las piñatas decembrinas que se rompen durante las posadas deben estar hechas de cartón o barro y poseer los siete picos que forman una estrella.

La noticia por todos los medios. Descarga nuestra app

deps

Más Noticias