guantes latex cubrebocas covid-19
Pixabay
20 enero, 2021
Redacción ADN40
Salud

El dióxido de cloro es tóxico y pone en riesgo tu vida, ¡no es una medicina!

Expertos señalan que recetar dióxido de cloro es un hecho ilegal, pues no cuenta con las suficientes pruebas científicas para aprobar su ‘eficiencia’ contra COVID-19

Desde que la COVID-19 se extendió por todo el mundo hasta considerarse como pandemia, surgieron algunos rumores sobre el uso del dióxido de cloro, pero expertos señalan que este es tóxico para el consumo humano y que usarlo puede poner en riesgo la vida de las personas.

  Incluso, figuras públicas y políticos, como Donald Trump, han recomendado a la gente hacer uso de esta sustancia a pesar de su falta de evidencia científica, por lo que médicos y expertos en el tema han lanzado alertas para evitarla.

Recientemente, la revista científica Global UNAM señaló que recetar dióxido de cloro como remedio para controlar la COVID-19 se debe a que esta sustancia está relacionada con “acabar con virus, bacterias, protozoarios, o cualquier tipo de agente patógeno”, pero realmente se ocupa en la industria textil y papelera para blanquear los productos.

Debido a lo anterior, ha existido casos en los que las personas ingieren o se medican con esta sustancia, la cual puede ser severamente dañina para salud de las personas, tanto que ponen en riesgo su vida.

El efecto del dióxido de cloro en humanos ha sido comprobado en algunas ocasiones, según lo señala el artículo de dicha revista, pues hace 50 años se documentó cuando un operario de una fábrica de industria textil ingresó, como parte de su trabajo, a un tanque que contenía alrededor de 20 miligramos por metro cúbico de dióxido de cloro; tras su ingresó falleció a causa de asfixia.

Asimismo, se han realizado algunas pruebas del dióxido de cloro en las que se indican que su consumo puede provocar insuficiencia respiratoria, vómitos severos, diarrea severa y anemia hemolítica.

Por otra parte, Talia Wegman, médica y doctora en genética humana, así como en epidemiología y oncogenética en el National Institutes of Health (NIH), de Maryland, Estados Unidos, señaló ante medios nacionales que, ha realizado algunas comparaciones entre el dióxido de cloro y la vacuna contra COVID-19 elaborada por Pfizer-BioNTech y Moderna.

A lo largo de estos análisis, identificó que esta sustancia no cuenta con las mismas propiedades benéficas que la vacuna elaborada por numerosos expertos, además de que hay nulas investigaciones científicas que avalen la eficiencia del dióxido de cloro en el cuerpo de las personas.

Hasta ahora no hay evidencia que funcione y ni de que sea seguro. El dióxido de cloro es peligroso, no está demostrado que sirva contra COVID-19 y recetarlo es ilegal

Por esta razón, no es recomendable hacer uso de esta sustancia química para tratar medicamente el contagio de COVID-19.

La noticia por todos los medios. Descarga nuestra app

Más Noticias