Descubre los beneficios de la avena para el estomago

La avena es uno de los alimentos más utilizados para regular la digestión, con otros grandes beneficios para la salud.

2 minutos de lectura.
Compartir:
Escrito por: César Heredia
Avena
Freepik

La avena, más que un simple ingrediente para galletas y panes es prácticamente un superalimento matutino, pero ¿cuáles son realmente sus efectos en nuestro sistema digestivo ?

Suscríbete a nuestro canal de Telegram y lleva la información en tus manos

La avena es conocida por ser una excelente fuente de fibra, especialmente el tipo soluble llamado beta-glucano. Esta fibra ayuda a ralentizar la digestión, lo que significa que evoca la sensación de estar satisfecho durante más tiempo, lo que también evita picos y caídas en los niveles de azúcar en sangre. Además, la fibra también ayuda a mantener un tránsito intestinal regular y saludable.

La nutrióloga Dania Karenina Gil Orozco, en entrevista con El Financiero, resalta la riqueza de la avena en vitaminas, minerales y, sobre todo, fibra soluble, un componente esencial para el bienestar digestivo.

La recomendación de Gil Orozco de consumir entre 20 y 35 gramos de fibra diaria encuentra en la avena un aliado perfecto. Este cereal no solo promueve una sensación prolongada de saciedad gracias al betaglucano, evitando así el exceso de comida y facilitando el control del peso, sino que también podría ser un prebiótico potencial, favoreciendo el crecimiento de bacterias beneficiosas en el intestino, según investigaciones mencionadas por Medical News Today.

También te puede interesar:

¿Desayunas avena? Te decimos si ayuda a perder o ganar peso

¡Atención! Si uno de tus objetivos es perder peso y para lograrlo has desayunado avena todos los días, esto te interesa; conoce las propiedades de este cereal.

Ver nota

Más allá de promover una flora intestinal saludable, la avena ayuda a mantener el tránsito intestinal regular, previniendo el estreñimiento, los gases y la inflamación, tal como señala Healthline . Otros expertos, subrayan la capacidad de la fibra soluble de la avena para regularizar la función digestiva, destacando su importancia en la prevención de la indigestión.

No obstante, la avena no es adecuada para todos. Personas con sensibilidad a la fibra o celiaquía pueden experimentar molestias estomacales, como inflamación y gases, especialmente si se consume en exceso o se opta por versiones instantáneas ricas en azúcares añadidos. La mayoría de los profesionales de la salud advierten sobre los peligros del exceso de azúcar en estas versiones, que pueden incrementar el riesgo de problemas cardiovasculares y otros problemas de salud.

También te puede interesar:

5 mascarillas con ingredientes fáciles de encontrar para tener una piel fresca y suave

No hay mejor manera de cuidar tu piel que de forma natural y estas mascarillas son perfectas para ti.

Ver nota

La moderación es clave en el consumo de avena, en especial para aquellos con estómagos sensibles o condiciones específicas como la celiaquía, se recomienda comenzar con porciones pequeñas o buscar asesoramiento médico. A pesar de los posibles efectos secundarios, la avena sigue siendo un alimento altamente recomendable por su versatilidad y beneficios nutricionales, especialmente cuando se combina con frutas y verduras, en línea con las recomendaciones calóricas diarias.

La avena no solo es un desayuno ideal por su capacidad para sostenernos hasta la próxima comida, sino que también juega un papel crucial en el mantenimiento de un sistema digestivo saludable.

adn40 Siempre Conmigo. Síguenos en Showcase de Google News y mantente siempre informado

¡No te pierdas nuestro contenido, sigue a adn40 en Google News!