secuelas de la COVID-19 en el cerebro.jpg
Getty Images
22 febrero, 2021
Redacción ADN40
Salud

Encefalitis y otras secuelas que deja la COVID-19 en el cerebro

Más allá de las afectaciones pulmonares, la COVID-19 también puede dejar ciertas secuelas en el cerebro

Las secuelas y daños que causa el SARS-CoV-2, el virus que causa la COVID-19 no se limitan al sistema respiratorio; en diferentes estudios se han comprobado que las afectaciones pueden ser tanto físicos como mentales, por eso aquí te compartiremos algunos efectos que deja esta enfermedad al cerebro.

Síntomas neurológicos ocasionados por la COVID-19

Entre el 40 y el 60 por ciento de los pacientes que han sufrido COVID-19 han experimentado algún tipo de síntomas neurológicos: desde dolor de cabeza, confusión, alteración del estado de alerta, inconsciencia prolongada, pérdida de memoria, psicosis, ansiedad y hasta estrés postraumático.

En otros pacientes es común la niebla cerebral o los episodios de falta de concentración, sin embargo también se han diagnosticado casos graves de encefalitis, inflamación del cerebro debido a una infección, e incluso en casos más extraordinarios se han identificado personas que pueden desarrollar el Síndrome de Guillain-Barré, que provoca parálisis temporal.

Se ha constatado que a largo plazo las secuelas neurológicas de la COVID-19 son enfermedades inflamatorias graves que pueden causar déficits cognitivos. En teoría, cualquier agente infecciosos que pueda invadir el cerebro desencadenara diferentes patologías; en este caso, la “inflamación del cerebro acelera los procesos neurodegenerativos, así como un mayor riesgo de desarrollar Alzheimer, Parkinson o Esclerosis múltiple” afirma la doctora Sonia Villapol, profesora en el Texas Medical Center y miembro del Equipo Internacional de Investigación de la COVID-19.

Secuelas de la COVID-19 en el cerebro: neuroinvasión y encefalitis

En este mismo sentido, científicos de la Universidad Estatal de Georgia, Atlanta, Estados Unidos, realizaron una investigación en ratones que asociaba la neuroinvasión y la encefalitis del SARS-CoV-2 con la mortalidad de estos animales.

El experimento consistió en la infección vía nasal de los roedores, durante el proceso se observó que la concentración de virus más alta en los pulmones fue en el día tres y que este disminuyó los días cinco y seis; sin embargo se detectaron niveles muy altos de virus infeccioso en el cerebro de los ratones.

El resultado fue una mortalidad del cien por ciento al día seis días después de la infección. En conclusión, la infección intranasal de ratones por SARS-CoV-2 causa una enfermedad neurológica grave; así como una infección cerebral que conduce a la infiltración de células inmunitarias, inflamación y muerte cerebral.

La noticia por todos los medios. Descarga nuestra app

Deps

¡Suscríbete a nuestro boletín de ADN 40 en Google News!
Más Noticias