KAL|1_42eezqeb
27 julio 2017 15:07hrs
28 mayo 2020 14:05hrs
Redacción ADN40
Pop

Selfie de macaco acaba con carrera de fotógrafo

Su intención era hacer conciencia sobre la difícil situación que enfrenta el macaco negro, pero terminó convirtiéndose en una pesadilla.

Dave Slater es un fotógrafo británico que se atribuyó los derechos de autor del famoso ‘monkey selfie’ que ha sido descargada más de 50 millones de veces, sin embargo, la popularidad de esta inocente foto arruinó su carrera.

Las instantáneas del famoso mono fueron tomadas en 2008, cuando Slater se encontraba en Indonesia para fotografiar varias especies amenazadas. Allí tuvo la oportunidad de ver a un grupo de 20 macacos negros, los cuales son muy difíciles de encontrar, ya que sólo habitan en dos islas del país.

Tras ganar la confianza de los macacos, se percató que gustaban de tocar sus pertenencias, por lo que el fotógrafo instaló la cámara para que los animales se tomaran fotos.

Estas imágenes fueron publicadas en diversos medios de comunicación, pero varias organizaciones como Wikipedia y PETA negaron los derechos de autor del fotógrafo y afirmaron que pertenecen al macaco.

KAL|1_8tlraa4u

Wikipedia y el portal web de tecnologíaTechdirt hicieron publicaciones sobre el tema sin su permiso argumentando que las fotos debían ser de dominio público, ya que el verdadero creador de las fotos era el macaco y este no podía ser dueño de propiedad intelectual, lo que generó enormes pérdidas económicas para Slater que a su vez demandó a Wikipedia.Posteriormente, el hombre publicó un libro con los autorretratos del macaco, que causó el enojo de la PETA, organización dedicada a la protección animal. Finalmente, PETA demandó a Slater en nombre del macaco.

La organización exigía que el mono fuera el dueño de los derechos y se ofreció como administradora de los fondos recaudados por la imagen del animal, prometiendo que los ingresos serían destinados a campañas de protección de los primates.

Slater ha dicho que los problemas legales le han quitado las ganas de proseguir con su pasión, lo han dejado sin sus ahorros y le han arruinado la vida. Pero no se arrepiente pues “esa foto es lo mejor que le ha pasado a esos monos”, pues sin toda esa atención, seguramente ya estarían extintos pues eran comida para los nativos, en cambio, ahora los aman y los llaman ‘selfie monkeys’, según afirma a The Telegraph.
kcg

¡Suscríbete a nuestro boletín de ADN 40 en Google News!
Más Noticias