sueño.jpg
Especial
18 octubre, 2019
Redacción ADN40
De punta

Posponer la alarma en las mañanas no es culpa de adolescentes

La ciencia en Estados Unidos está del lado de empezar el día más tarde.

Mary Carskadon, directora del Laboratorio de Investigación del sueño y cronobiología del hospital Ep Bradley, dijo en una entrevista para CNN que es natural que los adolescentes pospongan la alarma de sus relojes despertadores por la mañana.

  Los jóvenes no están acostumbrados a dormir las ocho horas y media que su cuerpo necesita para recuperarse, por lo que pedirles que estén despiertos y alertas para las actividades del día puede causar muchos problemas en su sistema.

La investigadora dijo que se ha demostrado que cuando los adolescentes empiezan su día más tarde pueden estar más alertas durante todas sus actividades, como poner atención en clase, tener mayor retención y hacer sus tareas.

Aunado a esto no dormir las horas recomendadas afecta su alimentación y propicia el riesgo de padecer enfermedades relacionadas, además de que se sienten cansados y aumenta el nivel de accidentes automovilísticos.

Algunas recomendaciones del laboratorio de investigación del sueño son; renunciar a la cafeína a altas horas de la noche y apagar dispositivos una hora antes de dormir para conciliar el sueño.

La noticia continúa, mantenla encendida. Descarga nuestra app.

gar

Más Noticias