corre vocho
Pexels
13 febrero, 2021
Redacción ADN40
México

Por qué le decimos ‘vocho’ al Volkswagen en México

La historia del ‘vocho’ inició en la Segunda Guerra Mundial, cuando los nazis intentaban abarcar más territorios europeos.

Uno de los carros que dejaron huella en el mundo del automovilismo es el Volkswagen Tipo 1, mejor conocido como ‘vocho’, pero ¿por qué en México se le llama así a este clásico? Aquí te lo explicamos.

  Volkswagen es una de las compañías más reconocidas en México; llegó en 1954, pero para ese entonces ya tenía dos décadas de haber comenzado con la comercialización de autos en Berlín, Alemania, su país de origen.

Poco a poco se ganó la confianza de los consumidores, especialmente, por los servibles que resultaban sus automóviles para las familias mexicanas. Por ejemplo, su Volkwagen Tipo 2, también conocida como ‘combi’, una unidad vehicular que resultó funcional en México para viajar con toda la familia, o como medio de transporte público o de carga. Finalmente, en 1994 dejó de comercializarse, aunque todavía podemos ver algunos ejemplares.

Otro de sus vehículos que hasta la fecha tienen relevancia es su modelo Jetta que, a pesar de ser un poco más compacto, es práctico para los consumidores mexicanos.

Pero, uno de sus más emblemáticos modelos es el Volkswagen Tipo 1, conocido en México como ‘vocho’, un pequeño auto que llamó la atención por su tamaño y diseño. Pero, de dónde surge este sobrenombre.

Cuando el diseño salió al mercado era denominado en alemán como Kraft durch Freude Wagen, que significa el coche de la fuerza mediante la alegría, pero también era conocido como ‘käfer’ que traducido significa ‘coche del pueblo’ y ‘escarabajo’.

Con este último se popularizó en Estados Unidos, donde era llamado ‘beetle’ (escarabajo). Por su parte, en España, Argentina, Uruguay, Chile, Colombia, Ecuador, El Salvador, Panamá, Paraguay y Perú era llamado como ‘escarabajo’. México no optó por esa opción y decidió llamarlo como ‘vocho’.

Este terminó surgió durante la Segunda Guerra Mundial; para ese entonces, los alemanes habían llegado a Francia donde los llamaban como ‘boches’, que significaba asnos o torpes.

‘Boches’ llegó a Estados Unidos y, el entonces ‘escarabajo’ fue asociado con la palabra tras ser alemán. Posteriormente, el término se difundió en México, donde se le cambió a ‘vocho’.

En relación a los nombres, Volkswagen señala en su página web que “el nombre de un clásico es tan fuerte como su historia, cada nombre fue pensado para pasar a la posteridad”, aunque el público también influye cuando los vuelve parte de su vida, como fue el caso de ‘vocho’.

Sin embargo, muchas veces para que un nombre se convierta en una leyenda también hace falta la ayuda de la gente, que adoptan los autos y los vuelve parte de su vida

La noticia por todos los medios. Descarga nuestra app

Más Noticias