La atención médica por la COVID-19 y las medidas implementadas detonaron un grave problema de manejo de desechos de tipo biológico-infecciosos y de basura doméstica, informó Nancy Jiménez, especialista en estudios urbanos y ambientales de la UNAM.
Notimex
02 febrero, 2021
Redacción ADN40
México

COVID-19 incrementó la producción de basura en México y el mundo: UNAM

La atención médica por la COVID-19 y las medidas implementadas por las autoridades detonaron un grave problema de manejo de desechos de tipo biológico-infecciosos y de basura doméstica, informó Nancy Jiménez, especialista en estudios urbanos y ambientales de la UNAM.

La emergencia sanitaria por la COVID-19 ha provocado que una persona genere un mayor volumen de basura en promedio, además ha incrementado los desechos de tipo biológico-infeccioso hasta en 300%, informó Nancy Jiménez Martínez, del Centro Regional de Investigaciones Multidisciplinarias (CRIM) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

  “Sin Covid-19 generábamos (desechos) 1.5 kilos por persona en los hospitales, en junio de 2020 alcanzamos un nivel que llegó a 16 mil toneladas, y en el escenario crítico que hoy estamos se han alcanzado 29 mil toneladas de residuos, lo que representa 300% superior a la línea de base que generamos al año sin pandemia”, informó la especialista en estudios urbanos y ambientales de la UNAM.

En el caso de la basura generada desde casa, la académica declaró que su desarrolló creció de 3.6% a 17%. A este respecto, estadísticas de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) -citadas por Jiménez Martínez- revelaron que el 10% de los municipios de nuestro país no cuentan con servicios públicos de acopio de basura.

De tal manera que el 16% de los residuos “quedan por ahí, y ni siquiera son recolectados. La mayor parte de los sitios de disposición final corresponden a tiraderos o basureros a cielo abierto, y solo 3.7% de los mil sitios que hay, cumplen la NOM 083”, mencionó.

Es una situación que no solo afecta a México es una situación global. Nancy Jiménez refirió que en Estados Unidos aumentaron los residuos generales pasaron del 30 al 50%.

“Hay un rezago en la manera en que manejamos nuestros residuos con respecto a cómo lo hacen en otros países”, aseguró.

La científica, durante su intervención en el programa “La UNAM responde”, reconoció la importancia que implica la emergencia sanitaria y recordó que no por ello, debe de descuidarse el tratamiento de otras áreas de igual trascendencia, como es el caso de la lucha en contra del cambio climático.

Indicó que esto es, simbólicamente, para protegernos, de ahí que se incrementaron las compras a domicilio, la búsqueda de productos empaquetados que se puedan desinfectar fácilmente; esto elevó la generación de desechos. Aunque se trata de un tema de conciencia personal y colectiva, también requiere la intervención pública.

Jiménez Martínez recomendó que en caso de que un familiar contraiga la enfermedad debe tener su propio contenedor de residuos dentro de la habitación. En el caso de la basura, colocar los residuos dentro de otra bolsa sin comprimirla, además que se rotulen para evitar contagios.

En el caso de basura general, como es el caso de papel, cartón y plástico, separarlos y tirarla entre cuatro a cinco días después en el camión recolector. Asimismo, desinfectar los residuos con la solución anti COVID (cuatro cucharadas de cloro por un litro de agua).

Con información de la UNAM

La noticia por todos los medios. ¡Descarga nuestra app!

lhp

Más Noticias