mujer fumando.jpg
Getty Images
14 febrero, 2021
Redacción ADN40
Estados

La COVID-19 también pegó a los cigarros en México: bajó la venta un 25%

Ante la COVID-19 y a fin de evitar mayores riesgos en la salud, el consumo de cigarros en México disminuyó notablemente

En relación a la emergencia sanitaria por la COVID-19, la gente presentó mayores preocupaciones por su salud, tal fue el caso que los productores de cigarros perdieron un 25% de sus ventas en México.

De acuerdo a datos del Inegi, a noviembre del año pasado, dejaron de venderse 658 millones de cajetillas de cigarros en México, una caída del 25% anual respectos al año anterior. De tal forma que la venta de cigarros del 2020, desde que comenzó el confinamiento por la COVID-19, fue al menos 2 mil millones de cajetillas, que aunque suena mucho es el volumen menos comercializado en seis años.

Lo anterior significó que los casi 15 millones de fumadores que se calcula que hay en México, pasaron de consumir 3.8 cajetillas de cigarros semanales a 2.8. Incluso, en entrevista para medios, Tadeu Marroco, director de administración y finanzas de British American Tobacco (BAT), dueña de marcas como Pall Mall y Lucky Strike, reconoció que se han visto muy afectados por la COVID-19 y será muy difícil recuperarse.

Respecto a la preferencia en el mercado, Statista comparte que Marlboro concentra el 30%, seguido de Benson & Hedges y Pall Mall con el 15% cada una; Camel con el 10% y el porcentaje restante es de otras marcas.

De acuerdo a datos de ProVapeo, Ensanut y Philip Morris, se estima que en México el 8.6% de los fumadores es usuario mixto de vaporizadores y cigarrillos, mientras que solo 1.5% consume cigarros electrónicos y únicamente el 0.2% utiliza los calentadores de tabaco. Sin embargo, a pesar de estos datos, Philip Morris tiene pensado abandonar la venta de cigarros en el país para el 2030, ya que cuenta con IQOS, un producto que acorde con Catalina Betancourt, vicepresidenta de Asuntos Corporativos de esta empresa, ya tiene “cerca de 30 mil usuarios”.

Catalina Betancourt también explicó que IQOS es un producto alternativo que calienta el tabaco en lugar de quemarlo y genera un aerosol que contiene nicotina, reduciendo los niveles de sustancias tóxicas del humo de los cigarros convencionales.

Por otro lado, en México también se utiliza el vapeador, un dispositivo electrónico que calienta y vaporiza una solución líquida y cuya importación y comercialización están prohibidas en el país, pues no se ha determinado si los químicos que se inhalan dañan la salud. En este sentido, ProVapeo afirma que el dispositivo sólo causa el 5% de daño que hace el tabaco y pese a la falta de regulación, se calcula que en México hay cerca de 1.3 millones de vapeadores.

Finalmente Statista, también prevé que para este 2021, el mercado de productos de tabaco en México tendrá un alza anual del 0.2%.

La noticia por todos los medios. Descarga nuestra app

deps

¡Suscríbete a nuestro boletín de ADN 40 en Google News!
Más Noticias