Ciclista pedaleó desde México hasta Argentina para ver a su novia
Infobae
21 octubre 2021 12:10hrs
Actualizado el 21 octubre 2021 12:10hrs
Redacción ADN40
Internacional

Ciclista pedaleó desde México hasta Argentina para ver a su novia

Carlos pedaleó durante 11 meses desde México para reenncontrarse con Agustina, su novia de Argentina a quien dejó de ver 2 años debido a la pandemia.

Mucha gente dice que el amor todo lo puede y un ejemplo de ello es la historia de Carlos, quien pedaleó desde México hasta Argentina para volver a ver su novia Agustina, a quien no vio en los últimos meses debido a las restricciones en fronteras por la pandemia de COVID-19.

Carlos y Agustina se conocieron hace 5 años

Carlos Trujeque y Agustina Funes se conocieron en 2016 durante un intercambio estudiantil en Andalucía, en España, donde nació una amistad que con el tiempo se fortaleció y se convirtió en amor.

Al terminar el intercambio ambos se juraron amor a la distancia y los años siguientes continuaron con los encuentros: Agustina viajó a la CDMX, en México, hizo un tour y conoció a la familia de Carlos, quien también viajó hasta Argentina para conocer a los padres de Agustina; poco después ambos aceptaron mudarse juntos a la CDMX sin pensar que la pandemia de COVID-19 pondría pausa obligada a sus planes.

Tras la llegada de la pandemia por COVID-19 las fronteras del mundo se cerraron para evitar el aumento exponencial de casos de la nueva enfermedad por el virus del SARS-CoV-2 en el mundo, lo que impidió que ambos se vieran por dos meses.

“Voy a encontrarte, si no es por aire, será por tierra”

Fue entonces que a Carlos se le ocurrió la loca idea de pedalear hasta Argentina para reencontrarse con Agustina, “Voy hacia tu encuentro. Si no puedo hacerlo por aire, lo haré por tierra”, mencionó el enamorado Carlos al medio de comunicación argentino Infobae .

El primero de noviembre de 2020, Carlos inició su recorrido por Latinoamérica, salió de Puerto Vallarta, Jalisco, y se propuso pedalear 100 kilómetros al día para llegar a Argentina, sin embargo se encontró con obstáculos que, pese a bajarle el ánimo, no vencieron a sus ganas de reencontrarse con Agustina.

Días más tarde Carlos llegó a Veracruz, su ciudad natal, visitó a sus abuelos y continúo su travesía hasta llegar a Chiapas, donde cruzó hacia Guatemala, pedaleó por El Salvador, Honduras y Costa Rica, donde tuvo que ingeniárselas para cruzar pese al cierre de fronteras.

Tras conseguirlo llegó a Panamá y ahí tomó un vuelo para atravesar el Tapón de Darien y llegar a Colombia, donde fue golpeado por hinchas de un equipo de futbol que lo confundieron con otro aficionado.

Carlos y Agustina se fundieron en un abrazo de amor

Al llegar a Ecuador, las restricciones de viajes lo obligaron a seguir pedaleando, sin pensar que en el último tramo se encontraría a sí mismo: “viví una experiencia trascendental. Fueron dos días de una conexión única con la naturaleza. Por primera vez disfruté de la soledad como tal, el silencio externo me conecto como nunca con el interior” añadió Carlos.

Pasó por la sierra de Ecuador, las montañas de Perú, y la magia del Salar de Uyuni, en Bolivia y finalmente llegó a La Quiaca, Argentina, en septiembre, donde recorrió varios kilómetros más hasta encontrarse con Agustina, a quien volvió a besar el 19 de octubre.

“Mientras daba las últimas pedaleadas la vi de lejos, Agus me estaba esperando en el café Havanna. Tenía miedo de no sentir esa conexión….”, finalizó Carlos quien al llegar a la cafetería bajó de la bicicleta y se fundió en un fuerte abrazo con Agustina, el que se debían desde hace más de 2 años.

Con información de Infobae.

adn40, el canal informativo más visto de México. Descarga nuestra app .

erv

¡Suscríbete a nuestro boletín de ADN 40 en Google News!
Más Noticias