Carta, vidrio, niño2.jpg
Canva
12 abril, 2021
Redacción ADN40
Es Tendencia

Niño deja una carta de disculpa en el auto al que le rompió un vidrio

La tierna carta fue publicada en Facebook, y rápidamente se viralizó en redes sociales. Un verdadero ejemplo de buena educación a seguir.

Un niño español, cuya identidad no se conoce, dejó una carta de disculpas, luego de romper el vidrio de un auto. La acción es sin duda un ejemplo para grandes y chicos.

Un vidrio roto, y la sorpresa del taller mecánico

¿Quién no ha cometido alguna travesura en su niñez? Esto no es nada nuevo, desde jugar al futbol en la calle, hasta correr carreras de bicicleta, cada tarde de juegos expone a los vecinos a alguna torpeza, que puede terminar con una ventana rota. Lo insólito de esta noticia es que un niño dejó una carta de disculpas, luego de romper el vidrio de un auto.

Sucedió en la localidad de Palomares del Río, en Sevilla, España. Los dueños de un taller mecánico lo publicaron el pasado miércoles 7 de abril. Al comenzar con el segundo turno laboral del día, se llevaron una terrible sorpresa, uno de los autos estacionados, tenía el vidrio trasero completamente roto.

Al acercarse a evaluar los daños, la sorpresa fue mayor: una carta de puño y explicaba la situación, y los mecánicos entonces respiraron con alivio, aunque sin dejar de asombrarse por el gesto.

La carta que dejó el niño y se viralizó por las redes

Carta, vidrio, niño.jpg
Captura
La carta del niño español, se viralizó desde el Facebook del Taller mec´ánico.

La historia se viralizó gracias a los dueños del taller llamado: ‘Talleres Cauro’, que encontraron la carta y la publicaron en sus redes:“He roto sin querer su cristal. Soy Alejandro. Disculpe”. Luego, el pequeño Alejandro se aseguró de dejar los teléfonos de sus padres, para que puedan contactarlos y reparar el vidrio.

En la publicación de Facebook lejos de lamentarse por la rotura del auto, los dueños del taller felicitaron al valiente Alejandro: “No solo tenemos vandalismo en el pueblo, también hay niños con muy buena educación como este chiquillo. Al empezar nuestra segunda jornada laboral de hoy nos encontramos con este cristal de coche de un cliente roto y con esta nota. Gracias a la familia por el gesto de este chaval que se debe a una buena educación”.

Alejandro es ahora un ejemplo de buena educación, y los mensajes de felicitaciones no paran de llegar para él y sus padres, quienes, seguramente, deberán pagar por el vidrio.

Sin duda uno de los comentarios que mejor resumió la acción del niño, fue de un usuario en Facebook: “Los errores se asumen con humildad, se responde ante ellos y seguimos para adelante.”

La noticia por todos los medios. ¡Descarga nuestra app!

Gm

Más Noticias