Júpiter, océanos, Tierra 1.jpg
canva/pxhere
11 enero 2022 13:01hrs
Actualizado el 11 enero 2022 13:01hrs
Redacción ADN40
Ciencia

Los océanos en la Tierra ayudan a explicar las tormentas de Júpiter

Las tormentas de Júpiter pueden ser explicadas por la física de los vórtices, que se producen en los océanos del planeta Tierra.

Júpiter, el planeta más grande del Sistema Solar, tiene en su atmósfera poderosas tormentas y vientos que pueden llegar a 400 kilómetros por hora. No era mucho lo que se sabía sobre estos fenómenos, hasta que lograron identificar que su física es similar a la que se produce en los océanos de la Tierra.

Los océanos de la Tierra y las tormentas de Júpiter tienen relación

La investigación estuvo a cargo de Lia Siegelman, especialista y becaria postdoctoral del Instituto Scripps de Oceanografía de la Universidad de California en San Diego. Ella comprendió que las tormentas y los grandes ciclones producidos en Júpiter parten de la misma ley física que genera los vórtices de los océanos terrestres.

Esta nueva hipótesis llegó luego de que se analizaran imágenes del gigante gaseoso, obtenidas por la sonda Juno. Y promete explicar las fuerzas que impulsan los grandes ciclones que se generan en Júpiter.

Utilizando un conjunto de estas imágenes y los principios utilizados en la dinámica de los fluidos geofísicos, Siegelman logró identificar que la física de la convección húmeda, aplica tanto a los océanos de la Tierra, como a las tormentas en Júpiter.

Júpiter, océanos, Tierra 2.jpg
canva

La convección húmeda es el fenómeno que, a grandes rasgos, hace que el aire más caliente y menos denso ascienda.

Cuando vi la riqueza de la turbulencia alrededor de los ciclones jovianos, con todos los filamentos y remolinos más pequeños, me recordó la turbulencia del océano terrestre alrededor de los remolinos. Esta es especialmente evidente en las imágenes de satélite de alta resolución de las floraciones de plancton, por ejemplo”. Dijo Siegelman

El estudio sobre Júpiter y sus similitudes con los océanos

El descubrimiento fue posible, gracias la nave Juno de la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA), que le otorgó a los investigadores dos tipos de imágenes: infrarrojas e imágenes con luz visible.

Fueron precisamente las imágenes infrarrojas de Júpiter, las que permitieron trazar la conexión entre los ciclones de Júpiter y los vórtices de los océanos de la Tierra.

Con estas tomas infrarrojas de la región polar norte de Júpiter , pudieron calcular la velocidad y dirección del viento en Júpiter. Y si bien los investigadores aún no están seguros de cómo se originaron o durante cuánto tiempo han estado circulando, ahora saben que la convección húmeda es lo que las mantiene.

Júpiter, océanos, Tierra 3.jpg
canva


Es fascinante estudiar un planeta tan lejano y encontrar la física que se aplica allí. Nos lleva a preguntarnos si estos procesos también son válidos aquí.” Explicó Lia, quien lideró el estudio publicado en la revista Nature Physics

Los científicos creen que esta propiedad física que mantiene las tormentas en Júpiter y explica los vórtices en los océanos de la Tierra , contribuirá a entender los mecanismos físicos que pueden aplicarse en nuevos y, posiblemente habitables, exoplanetas del Universo.

La noticia por todos los medios. ¡Descarga nuestra app !

Gm

¡Suscríbete a nuestro boletín de ADN 40 en Google News!
Más Noticias