isla pacifico nasa.jpg
NASA
30 noviembre 2021 12:11hrs
Actualizado el 23 diciembre 2021 20:12hrs
Redacción ADN40
Ciencia

Una isla apareció de la nada en el Pacífico, la NASA ya la estudia

Los científicos de la NASA se aventuraron a viajar a la isla que surgió en el Pacífico para estudiar su suelo y descubrieron vida en el asentamiento.

Los científicos de la NASA aterrizaron por primera vez en una isla, ubicada en el Pacífico, que es considerada la más nueva del mundo, en la que descubrieron que la masa terrestre está cubierta de un lodo misterioso y pegajoso, así como de vegetación y aves.

Hace 6 años, la isla volcánica surgió en el océano que rodea a Tonga, una de las tres insulas nuevas que surgieron en los últimos 150 años y que han sobrevivido más de unos pocos meses .

Dan Slayback, científico de la NASA, estaba desesperado por visitar la ubicación remota, porque aún se tiene poco conocimiento sobre cómo y por qué se forman nuevas islas.

En octubre, su equipo visitó la isla después de estudiarla previamente utilizando solo imágenes de satélite, y Slayback detalló sus hallazgos en una publicación de la NASA.

P1040067-1024x684.jpg

La isla surgió del borde de una caldera submarina a principios de 2015 y permanece sin nombre, pero a veces se la conoce como Hunga Tonga-Hunga Ha‘apai, los nombres de sus islas vecinas establecidas.

Slayback y su equipo aterrizaron en lo que parecía una playa de arena negra en el satélite, pero en realidad estaba hecha de grava del tamaño de un guisante que hacía que caminar fuera doloroso.

Isla que apareció en el Pacífico tiene vegetación y vida

Se descubrió que la vegetación estaba comenzando a echar raíces con semillas depositadas por los pájaros que vuelan sobre sus cabezas, y una lechuza común ha comenzado a hacer su hogar en la isla joven.

Un barro de color claro, pegajoso y parecido a la arcilla sigue “desconcertado” a Slayback y su equipo, en cuanto a qué es exactamente, de qué está hecho y de dónde viene.

“En las imágenes de satélite, ves este material de color claro. Es barro, este barro de arcilla de color claro. Es muy pegajoso. Entonces, aunque lo habíamos visto, no sabíamos realmente qué era, y todavía estoy un poco desconcertado de dónde viene. Porque no es ceniza”, dijo.

P1030974-1024x684.jpg

Se recolectaron muestras de rocas para el análisis de minerales, y se desplegó una unidad de GPS de alta precisión y un dron aéreo para estimar la elevación de la isla y estudiar más de cerca la nueva tierra deshabitada .

“Realmente me sorprendió lo valioso que fue estar allí en persona para algo de esto”, señaló el científico.

Las estimaciones iniciales sugieren que la isla puede sobrevivir hasta 30 años, antes de sucumbir a las presiones del océano, por lo que se hará un mapa en 3D de alta resolución de la isla para un estudio más a fondo.

La noticia por todos los medios. ¡Descarga nuestra app !

ME

¡Suscríbete a nuestro boletín de ADN 40 en Google News!
Más Noticias