hombre con frío.jpg
Getty Images
20 febrero, 2021
Redacción ADN40
Ciencia

Si sientes menos frío en días helados es gracias a tus genes

Más de mil 500 millones de personas en el mundo tienen genes que las protegen del frío

Este sorprendente hallazgo por parte de científicos lituanos afirma que los portadores de una variante de genes son más resistentes al frío. Su investigación fue publicada en La Revista Americana de Genética Humana, donde se explica que la pérdida del α-actinina-3 durante la evolución humana proporciona una mayor protección al frío y generación de calor muscular.

Para entender esta evolución de la que se habla, es necesario retroceder en el tiempo hace 50 mil años, cuando los seres humanos emigraron de África a los climas fríos de Europa Central y del Norte, el hecho es que durante ese lapso, una determinada versión de los genes, ACTN3, se capturó y propagó originando una pérdida en la proteína muscular llamada alfa-actinina-3.

A fin de comprobar que los humanos deficientes en α-actinina-3 son superiores en cuanto a la protección del frío y se adaptan mejor a las temperaturas bajas, se realizó un experimento en hombres de entre 18 y 40 años con un estilo de vida urbano que gozaban de buena salud y se mantenían activos practicando unas 2 horas de deporte a la semana.

A lo largo del experimento se monitoreo la frecuencia cardiaca y respiratoria, así como la temperatura. Los hombres se sumergieron en agua fría, 14º C, en varias ocasiones por periodos de 20 minutos cada uno e intervalos de descanso de 10 minutos, hasta que la temperatura de sus cuerpos disminuyó a los 35.5º C o hasta llegar a los 120 minutos máximos de inmersión al agua fría, dependiendo el caso.

Los resultados demostraron que los individuos con deficiencia de α-actinina-3, mostraron una protección superior de la temperatura corporal central durante un estrés por frío agudo y esto se logró sin un mayor consumo de energía.

correr en el frío.jpg
Getty Images
Las personas con la variante tienen mejor tolerancia al frío, sin embargo ésta reduce el rendimiento deportivo

En conclusión, las personas con la variante tienen mejor tolerancia al frío gracias a que las fibras musculares se contraen lentamente y generan calor. Sin embargo, los estudios también comprobaron que el tener esta condición tiene una desventaja, pues reduce el rendimiento deportivo, especialmente en actividades que requieran mucha fuerza muscular, potencía y velocidad como correr.

De igual forma, el cuerpo humano experimenta cambios cuando se vive en climas fríos o durante la temporada invernal, algunos pueden ser benéficos, pero otros no; para que los conozcas, aquí te compartimos los 5 cambios más relevantes que sufre tu cuerpo cuando hace frío.

La noticia por todos los medios. Descarga nuestra app

deps

¡Suscríbete a nuestro boletín de ADN 40 en Google News!
Más Noticias