viaje espermatozoide.jpg
Pexels
06 febrero, 2021
Redacción ADN40
Ciencia

Espermatozoides se envenenan entre ellos para ganar: estudio

El viaje de los espermatozoides para llegar al óvulo es una competencia que se gana a partir de un factor genético llamado haplotipo-t.

Un reciente estudio reflejó el comportamiento singular que tienen los espermatozoides cuando viajan al óvulo, pues se envenenan entre ellos mismos para ganar y ser los primeros en fertilizarlo.

La investigación estuvo a cargo de un grupo de científicos pertenecientes al Instituto Max Planck de Genética Molecular, quienes se percataron que no todos los espermatozoides cuentan con la misma estructura genética, pues sólo una parte de ellos cuenta con un segmento de ADN que provoca su competitividad.

Los investigadores llamaron a este factor genético como haplotipo-t, el cual funciona como veneno y potenciador al mismo tiempo. Analizaron los espermatozoides que contienen este e identificaron que son más progresivos y tienen una fuerte ventaja sobre los normales.

Se sabía que, los espermatozoides viajaban sin dirección hasta encontrar el óvulo, pero de acuerdo con los resultados del estudio, el viaje es diferente; los espermatozoides que portan el haplotipo-t logran mantener una trayectoria más estable, es decir, su ruta es recta y directa hacia su objetivo.

Debido a esto, tienen más posibilidades de tener éxito en su viaje hacia el óvulo. Pero no es todo, pues este factor genético tiene otra función en beneficio para los que lo portan.

Aquellos espermatozoides portadores de haplotipo-1 pueden utilizarlo como un veneno para la comunidad de espermatozoides normales, por lo que los van eliminando en el camino de la competencia, según lo menciona Bernhard Herrmann, director del MPIMG y del Instituto de Genética Médica de Charité.

Los espermatozoides con el haplotipo-t logran desactivar los espermatozoides sin él. El truco es que el haplotipo-t envenena todos los espermatozoides, pero al mismo tiempo produce un antídoto, que actúa sólo en los espermatozoides t y los protege

Asimismo, en el estudio investigaron el funcionamiento de la molécula RAC1 que también se encuentra en los espermatozoides. Los nuevos datos señalaron que la RAC1 juega un papel importante para el viaje de los espermatozoides.

La molécula se encarga de facilitar el hallazgo del óvulo, indica Alexandra Amaral, científica del MPIMG y principal autora del estudio.

La competitividad de los espermatozoides individuales parece depender de un nivel óptimo de RAC1 activo; la actividad de RAC1 tanto reducida como excesiva interfiere con el movimiento hacia adelante efectivo

Es así que los espermatozoides ocupan de estos dos factores para ganar la competencia con el resto y lograr llegar primero al óvulo.

Nuestros datos destacan el hecho de que los espermatozoides son competidores despiadados

La noticia por todos los medios. ¡Descarga nuestra app!

¡Suscríbete a nuestro boletín de ADN 40 en Google News!
Más Noticias