araña ambar huevecillos.jpg
Royal Society
30 octubre 2021 12:10hrs
Actualizado el 30 octubre 2021 12:10hrs
Redacción ADN40
Ciencia

Araña con cientos de huevecillos atrapada en ámbar tiene millones de años

Científicos determinaron que la araña atrapada con sus huevecillos en ámbar hallada en Birmania tiene 99 millones de años.

Un grupo de científicos halló en el norte de Birmania una araña atrapada en ámbar junto con sus huevecillos de más de 99 millones de años, con lo que determinaron el comportamiento y evolución de los cuidados maternos más antiguo hasta ahora conocido.

De acuerdo con los resultados publicados el mes pasado en Proceedings of the Royal Society B, las hembras lagonomegopidas adultas probablemente construyeron y luego protegieron sacos de huevos en sus refugios o nidos.

Las arañitas eclosionadas de esta manera pueden permanecer junto con su madre durante algún tiempo por lo que la evolución del cuidado materno es útil para las arañas en respuesta a las presiones ambientales y representa un paso importante en la evolución de la sociedad de las araña.

Paul Selden, uno de los investigadores del estudio declaró para un medio que “Esperábamos que las arañas tuvieran instintos maternos desde el principio, pero la evidencia fósil es sin embargo, muy bonita”.

También explicó cómo todo encajaba maravillosamente en su lugar. “Teníamos tres o más especímenes que se corroboraron entre sí en la historia”, pues de acuerdo con el estudio el comportamiento de la araña en el ámbar aún es reconocible en las de hoy.

Este tipo de arañas que fueron halladas en ámbar vivieron a mediados del periodo cretácico, cuando África, América del Norte y la mayor parte de Eurasia eran un supercontinente enorme .

Los científicos examinaron la araña que tenía dos ojos extra grandes para cazar a su presa; a diferencia de muchas arañas de hoy, esos ojos estaban de costado, en lugar de al frente.

Araña protegió a sus huevecillos antes de quedar en el ámbar

En una de las cuatro piezas de ámbar estudiadas muestra que la araña agarró un saco de huevos a punto de eclosionar “exactamente cómo se vería una araña hembra viva que se encuentra en una grieta en la corteza de un árbol ”.

La savia del árbol que goteaba atrapó a la madre y a las arañas, pero las conservó tan bien que los investigadores pudieron usar tomografías computarizadas para seleccionar estos marcadores de especies reveladores y recrear los arácnidos condenados en 3D.

rspb20211279f01.gif

La noticia por todos los medios. ¡Descarga nuestra app !

ME

¡Suscríbete a nuestro boletín de ADN 40 en Google News!
Más Noticias