siesta sueño estudio
Pexels
24 agosto 2021 16:08hrs
24 agosto 2021 20:08hrs
Redacción ADN40
Salud

Tomar una siesta no reemplaza una noche de buen sueño: Estudio

La siesta no ayuda a las personas a recuperar el sueño perdido por las noches, según lo específica un estudio de Michigan.

¿Eres de las personas que con regularidad se desvelan y “reemplazan” su sueño tomando una siesta durante el día? Es importante que sepas que estos pequeños descansos no suplen una noche de buen sueño, según lo menciona un estudio.

Especialistas en la salud hacen hincapié que todas las personas deben dormir alrededor de 6 a 8 horas diarias de forma interrumpida, pero en ocasiones es imposible mantener este hábito de salud, ya sea por trabajo o por estudio.

Por ello, un equipo de investigadores, pertenecientes a la Universidad Estatal de Michigan (MSU), se encargó de estudiar los efectos del sueño y de una siesta en las personas. Los resultados del trabajo señalaron que una siesta no repara el descanso que podemos tomar durante las noches y por lo mismo, nuestras capacidades cognitivas se ven afectadas.

Siesta no compensa el mal sueño

De acuerdo con la investigación, el sueño de las personas tiene diferentes etapas antes de entrar a la fase más profunda: adormecimiento, sueño ligero, transición, sueño profundo, REM (Rapid Eye Movement o Movimiento Ocular Rápido) y NREM (Sin Movimiento Ocular Rápido).

El NREM es una pieza clave para el descanso de las personas porque es considerado como el sueño de las ondas lentas (SWS), es decir, cuando emitimos ondas cerebrales de mayor amplitud y tenemos un sueño reparador porque los músculos, la frecuencia cardíaca y respiratoria tienen una mayor relajación.

Los investigadores mencionan que cuando duermes y no cruzas a la fase de NREM, no tendrás una noche de sueño reparadora corriendo el riesgo de sentir los estragos de la falta de descanso, por ejemplo, tener errores a lo largo de tus actividades, tal y como se vio en la investigación.

Estudio sobre el sueño analizó comportamiento de 275 personas

Para la realización del estudio , los investigadores analizaron el desempeño cognitivo de 275 participantes, quienes fueron divididos en tres grupos; el primero fue enviado a casa para descansar toda la noche, el segundo tuvo siestas de 30 a 60 minutos a lo largo de la noche, mientras que el tercero recibió la instrucción de no dormir absolutamente nada.

Al día siguiente, analizaron el comportamiento de los participantes y los resultados arrojaron que el primer grupo no presentó problemas; sin embargo, el segundo sufrió los efectos de no tener un sueño reparador y no llegar a la fase de NREM.

No obstante, las personas que tomaron la siesta mostraron mejores resultados que aquellos que no durmieron absolutamente nada, pues estos reportaron fallas en sus actividades. Frente a ello, los investigadores señalaron que las siestas no compensan, ni son reemplazo de las horas de sueño perdidas.

Una siesta puede ser tomada como un ligero descanso durante el día, pero es indispensable dormir las horas recomendadas para no fallar en nuestra vida cotidiana.

La noticia por todos los medios. ¡Descarga nuestra app !

MVA

¡Suscríbete a nuestro boletín de ADN 40 en Google News!
Más Noticias