hombre dolor cabeza problemas
Pixabay
04 enero, 2021
Redacción ADN40
Salud

Personas con enfermedades mentales son más vulnerables a ser víctimas de violencia

Existen prejuicios sobre las personas que padecen enfermedades mentales, pues se aseguraba que estas eran quienes más cometían actos de violencia, algo que resulta falso.

Desde hace un tiempo se piensa que las personas que padecen enfermedades mentales son quienes más cometen algún tipo de violencia; sin embargo, estudios recientes apuntan que son las más vulnerables de ser víctimas.

  Especialistas de salud mental informan que las personas con enfermedades mentales son relacionadas con actos de violencia, tales como la delincuencia o el asesinato, pero aseguran a partir de cifras que la violencia de género (hombres hacia las mujeres) es más frecuente a comparación con las primeras.

Incluso, especifican que, aquella población con abusos de alcohol y sustancias ilícitas es la que supera los hechos de violencia en relación a las cifras de las personas que padecen algún tipo de enfermedad que altere su salud mental.

Artículos científicos de Health Canada especifican que el factor más fuerte en la violencia o conducta criminal es el historial de violencia en el que se desarrolló el sujeto y no precisamente se trata de una enfermedad mental grave. En otras palabras, el entorno familiar en el que vivó el perpetrador influye en gran medida en su comportamiento.

Expertos en el tema e integrantes de la Asociación de Salud Mental Canadiense informar que las enfermedades mentales no juegan un papel importante dentro de los hechos vandálicos o violentos que se cometen día a día, por lo que sólo se trata de un prejuicio.

Estudios actuales mencionan que las personas con enfermedades mentales graves tienen 2.5 veces más probabilidades de ser víctimas de violencia que otros miembros de la población.

En este punto intervienen otros factores, por ejemplo, las personas con algún tipo de problema mental pueden ser más vulnerables ante la violencia si hay pobreza o si vive con gente que hace uso de sustancias tóxicas.

Por otra parte, médicos especialistas informan que generalmente, la violencia que llegan a ejercer aquellos que cuentan con una enfermedad mental es directamente hacia su entorno cercano, es decir, con miembros de su familia o amigos, por lo que difícilmente ocurre en público.

Gran parte de esta violencia también aumenta si existe un consumo de alcohol o drogas o si viven en un entorno violento, el cual también está relacionado con el estrés social, aislamiento social, baja autoestima o problemas de personalidad.

No obstante, existen terapias individuales y colectivas que disminuyen este tipo de problemas y la violencia dentro de su entorno, dado que se comienzan a desarrollar campañas para tratar la situación y dejar de lado los prejuicios.

La noticia por todos los medios. Descarga nuestra app

Más Noticias