controldevideojuego.jpg
Getty Images
Redacción ADN40
Salud

Jugar videojuegos violentos no genera agresividad, lo reveló el estudio más completo del tema

Lo dice la ciencia a través de un gran estudio, jugar videojuegos violentos en la infancia no genera agresividad

Los videojuegos se han popularizado rápidamente, hoy en día son jugados por personas de todas las edades sin importar el género. Pero siempre ha existido una firme oposición a que los videojuegos violentos incitan a la violencia y generan agresividad en quien los juega, principalmente en los niños y adolescentes, a pesar de que cada vez hay más pruebas que indican lo contrario, hoy te compartimos los resultados del estudio más completo del tema.

  De acuerdo al estudio, publicado en ciberpsicología, comportamiento y redes sociales, no se ha encontrado ninguna relación entre el uso de videojuegos violentos en la infancia y el aumento de la agresividad en años posteriores.

Se dice que es el estudio más completo porque durante 10 años se analizó a niños, que en ese entonces tenían 13 años y jugaron durante mucho tiempo, sin embargo no mostraron un aumento significativo de agresión sobre los que jugaron poco o nada. Uno de los títulos en lo que se basaron fue Grand Theft Auto (GTA), uno de los títulos más controvertidos.

Los datos respaldan que las tendencias violentas probablemente no vienen de los videojuegos violentos, pero confirman que los adolescentes usan este tipo de juegos como mecanismo para afrontar los problemas de salud mental, es decir, a través de los videojuegos violentos los niños que comenzaron su adolescencia con altos niveles de depresión, pudieron manejar o hacer frente a los síntomas depresivos y disminuir su ansiedad.

El estudio fue longitudinal, lo que significa que los investigadores registraron repetidamente las mismas variables durante 10 años; gracias a él, es posible observar cómo los adolescentes crecen mientras juegan y comparar cómo los videojuegos afectan o no en su personalidad.

Se reclutaron 500 participantes con edad promedio de 13 y 14 años, se les realizaron cuestionarios de prueba para conocer la frecuencia de juego y a cada videojuego se le asignó una clasificación de violencia de 0 a 5. La agresión de los participantes se midió al principio y al final con un cuestionario, así como factores como ansiedad, depresión y comportamiento prosocial.

adolescentesjugandovideojuegos.jpg
Getty Images
El estudio revelo tres grupos de juego en los adolescentes, referente a los videojuegos violentos

Los resultados arrojaron tres grupos: el primero jugó muchas horas al principio, pero disminuyó a medida que crecía, el segundo jugó moderadamente durante la adolescencia y aumentó ligeramente conforme maduraba y el tercero jugó muy poco al principio pero aumentó en la edad adulta. Así el mayor nivel de agresión se presentó en el segundo grupo, quienes jugaron de manera moderada durante la adolescencia.

Aunque se precisa de más estudios, los hallazgos del estudio en mención, sugieren que es posible que el juego sostenido de los videojuegos violentos a lo largo de la adolescencia, pueda estar relacionado con la agresividad más adelante.

Esta investigación puede tener cierto grado de sesgo, sin embargo, es una de las más completas, pues su estudio se realizó con gran número de participantes y durante un largo periodo de tiempo; por lo que se convierte en la opción más viable.

La noticia por todos los medios. Descarga nuestra app

deps

Más Noticias