Hambre, ahorros, hormona.jpg
Canva
24 marzo 2021 13:03hrs
Actualizado el 24 marzo 2021 13:03hrs
Redacción ADN40
Salud

Hay relación entre tu hambre y el ahorro, el truco es una hormona

La explicación para las pésimas decisiones de ahorro, puede estar en una hormona que controla el hambre, lo determinó un estudio del Hospital de Massachusetts.

El estudio permitirá explicar muchas de las decisiones financieras que tomamos, día a día. La hipótesis que se comprobó, es que una hormona conocida como la ‘hormona del hambre’, influye en las decisiones de ahorro cotidianas.

Qué es la Grelina, la hormona del hambre

Cuando tenemos hambre, es porque una hormona le indica al cerebro que ha llegado la hora de ingerir nutrientes. La necesidad de comer, comunicada por la Grelina, activa en el cerebro un mecanismo que procesa la recompensa.

Esta hormona es producida por unas células del estómago y comienza a secretarse con el ayuno, es decir, con el hambre.

Durante el día, los niveles de la hormona del hambre varían, según la genética de cada individuo y la necesidad de ingerir alimentos.

El estudio que vincula la hormona del hambre con los ahorros

El revelador estudio se realizó con científicos del Hospital General de Massachusetts y la Escuela de Medicina de Harvard. La conclusión es que existe una alta probabilidad de que las personas con altos niveles de la hormona, tomaran decisiones financieras erráticas y apresuradas.

Para llegar a esta teoría, se reunieron a 84 mujeres. El rango de edades se limitó a personas jóvenes, las mujeres del ensayo tenían entre 10 y 22 años. 50 de ellas presentaban un trastorno alimentario de bajo peso, mientras que las 34 restantes estaban sanas.

El equipo de investigación, liderado por la doctora Franziska Plessow, le pidió a las participantes que se presentaran en ayuno, para realizar el estudio. Luego se les sirvió el mismo plato de comida a todas, y les midieron los niveles de la hormona grelina, antes y después de comer.

Hambre, ahorros, hormona 2.jpg
Canva
La hormona Grelina, puede influir en las deciciones financieras que puedes tomar.

Antes y después de la comida, las mujeres fueron sometidas a un juego de elecciones vinculadas con las finanzas. Estas decisiones se basaban en la capacidad de cada una de tener paciencia y pensar a largo plazo, para recibir una recompensa de ahorro mayor.

Entre las opciones, se les ofrecía a las participantes una única suma de, por ejemplo, 20 USD, hoy, o un total de 100 USD, siempre y cuando esperaran 20 días.

Las mujeres con niveles más altos de la hormona del hambre, (antes de comer) fueron más propensas a elegir la recompensa monetaria inmediata, resignando mayor dinero a largo plazo. Es decir, que demostraron más impulsividad al tomar la decisión vinculada con los ahorros.

Por otra parte, las mujeres de la misma edad con trastornos vinculados a la anorexia, no variaron las decisiones, antes o después de la comida. Esto se debe a que estas personas con trastornos, presentan resistencia a la hormona del hambre.

“Nuestros resultados indican que la grelina podría desempeñar un papel más amplio de lo que se reconocía anteriormente, en el comportamiento humano relacionado con la recompensa y la toma de decisiones, como las opciones de ahorro” dijo Franziska Plessow.

Sin duda que este estudio que vincula la capacidad del ahorro con la hormona del hambre o Grelina, permitirá explicar muchas de las decisiones que podemos tomar en nuestra vida cotidiana, y seguramente nunca imaginamos que se debía al hambre. También podría tener implicancias en los estudios sociológicos sobre la toma de decisiones en contextos de hambre y pobreza.

La noticia por todos los medios. ¡Descarga nuestra app !

Gm

¡Suscríbete a nuestro boletín de ADN 40 en Google News!
Más Noticias