joven ezcema
Mercury Press & Media
09 julio, 2021
Redacción ADN40
Salud

Adolescente pide que lo pongan en coma por el dolor del eczema

Para el adolescente es complicado dormir, ya que de forma involuntaria se rasca y termina “sangrando de la cabeza a los pies” debido al eczema.

Alrededor del mundo existen infinidad de enfermedades, unas menos tratables que otras, como el caso de Barney Rae, un adolescente de 14 años que fue diagnosticado con eczema severo, enfermedad que le ha cambiado su calidad de vida, pues es tan fuerte el dolor que ha pedido ser puesto en coma.

De acuerdo con el testimonio que dio su madre Miranda, de 50 años de edad, al medio Mirror, Barney comenzó a sufrir de eczema desde los 4 años hasta los 11 años de edad, dado que comenzó un tratamiento médico aparentemente funcionable porque las reacciones del sarpullido habían desaparecido.

No obstante, en octubre del año pasado, la afección volvió a aparecer pero de forma más aguda, lo cual le ha provocado daños más graves y peligrosos, según lo comenta su madre.

Miranda explicó que su hijo ha recibido numerosas atenciones médicas para detener la enfermedad, pero ninguna ha resultado tal y como se esperaba, pues algunos de los medicamentos le han provocado otros síntomas más graves, mientras que otros sólo solucionan el problema por un tiempo.

Lo complicado de vivir con eczema

La madre de Barney asegura que la calidad de vida del adolescente ha cambiado por completo, por ejemplo, cuando se sometió a un tratamiento estricto de esteroides orales, “tuvo que protegerse y hacer la escuela en línea porque afectaba el sistema inmunológico”.


Asimismo, le ha sido imposible dormir y descansar como se debe porque cuando entra en un sueño profundo tiende a rascarse de forma involuntaria las zonas del sarpullido hasta que terminaba “sangrando de la cabeza a los pies”.

Debido al cansancio, no se da cuenta de que tiene comezón y se rasca en carne viva. Es un impulso completamente incontrolable (...) una noche entró en mí sorprendido y parecía que había visto un fantasma. Estaba temblando y sangrando desde el cuello hacia abajo, diciendo que no podía creer lo que se había hecho a sí mismo”, explicó Miranda.

Hasta el momento, el tratamiento de esteroides ha sido el más favorable; sin embargo, no puede tomarlos siempre porque afectaría sus huesos, desarrollaría diabetes y otras tantas enfermedades. Actualmente, está siendo tratado con el metotrexato, un tratamiento contra la leucemia.

El dolor cada vez es peor para Barney, dado que el joven ha solicitado a médicos que lo induzcan al coma para ya no sentir los dolores y, a la par, buscar una solución que lo ayude a recuperar su vida.

Por su parte, Miranda ha comenzado una recaudación de fondos para destinarlos a una consulta médica especializada y privada que cuesta 300 euros y, a la vez, pagar el medicamento que le lleguen a recetar, pues no cuenta con ayuda de familia y necesita sacar adelante a su hijo.

La noticia por todos los medios. ¡Descarga nuestra app!

MVA

¡Suscríbete a nuestro boletín de ADN 40 en Google News!
Más Noticias