Jim Carrey eligió cuál fue su peor papel en una película y se trata de una película fácilmente olvidable

Descubre el papel que Jim Carrey preferiría olvidar y cómo un “error de juventud” en la cinta All in Good Taste se convirtió en una lección de vida para la estrella de Hollywood.

Actualizado el 19 marzo 2024 17:49hrs 1 minutos de lectura.
Compartir:
Escrito por: César Heredia
Jim Carrey
Getty

Pocas estrellas han brillado con la singular intensidad y el humor desbordante de Jim Carrey. Con una carrera que se extiende por más de cuatro décadas, Carrey ha explorado los rincones más amplios de la actuación , dejando marca tanto en la comedia como en el drama. Sin embargo, no todos los proyectos en los que ha participado han tenido el impacto o la recepción que él hubiera deseado. Uno de esos proyectos menos recordados y, según el propio Carrey, menos dignos de orgullo.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram y lleva la información en tus manos.

En sus inicios, antes de que títulos como El show de Truman y Kidding consolidaran su reputación como un actor versátil y profundamente talentoso, Jim Carrey aceptó roles que quizás preferiría no recordar. All in Good Taste de 1983 es un ejemplo emblemático.

También te puede interesar:

¿Quién hace la voz de Fiona de Shrek en español?

Conoce a Dulce Guerrero, la reconocida actriz de doblaje que interpretó a la princesa Fiona en la popular cinta de Dreamworks, Shrek.

Ver nota

La cinta, concebida inicialmente como la historia conmovedora de un huérfano y su perro en búsqueda de una familia, acabó transformándose en un relato sobre strippers debido a las presiones de los inversores. En este entramado, su actuación, que no incluye diálogo alguno y es memorable más que nada por su desnudez, es tan breve que apenas roza el minuto de metraje.

Este papel dista mucho de los que posteriormente definirían la carrera de Carrey y le convertirían en un ícono de Hollywood. Sin embargo, tras el ascenso de Jim Carrey a la fama, los responsables de All in Good Taste intentaron capitalizar su rumbo al estrellato. El póster fue engañoso, pues sugirieron que el papel de Jim Carrey era más sustancial de lo que en realidad era, una maniobra que poco hizo para endulzar la percepción del actor sobre este trabajo temprano.

Jim Carrey calificó su participación en All in Good Taste como “un error de juventud”, una expresión de resignación y aprendizaje ante las decisiones menos afortunadas, según se expresó en una entrevista a través de Far Out. Esta autocrítica también contrastó con algunas otras de sus severas consideraciones cinematográficas, como Kick-Ass 2. El desencanto de Carrey no radicó en la calidad del proyecto, sino en una cuestión ética, siendo la tragedia del tiroteo en Sandy Hook lo que le hizo reevaluar su postura sobre la violencia en el cine.

adn40 Siempre Conmigo. Síguenos en Showcase de Google y mantente siempre informado.

¡No te pierdas nuestro contenido, sigue a adn40 en Google News!