persona-plasma.jpg
IMSS
13 mayo, 2020
Redacción ADN40
México

Hortensia de 65 años vence el COVID-19 luego de recibir plasma de donadores

La señora ingresó el 13 de abril al Servicio de Urgencias en condiciones de insuficiencia respiratoria severa.

Madre de cinco hijos y con 11 nietos, Hortensia se recuperó del COVID-19 luego de recibir vía intravenosa dos unidades de plasma, cada una con 200 mililitros, de donadores distintos recuperados del virus, lo cual también le permitió superar esta enfermedad, sin presentar algún evento adverso por tratarse de un componente diferente a su cuerpo.

  Este elemento fue abastecido por el Banco Central de Sangre del Centro Médico Nacional La Raza, de acuerdo a la compatibilidad de donadores y receptora, y con previo consentimiento informado de los mismos.

La doctora María Dolores Ochoa Vázquez, jefa del Servicio de Neumología Adultos del Hospital General del Centro Médico Nacional La Raza, informó que la señora Hortensia cumplió con los criterios de gravedad para iniciar el 27 de abril el protocolo nacional experimental de transfusión de plasma de dos donadores distintos recuperados de COVID-19, que en fechas recientes inició en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) con los permisos de bioética y bioseguridad para su utilización.

“Posterior a la transfusión del plasma, Hortensia evolucionó satisfactoriamente, se pudo retirar el respirador el 29 de abril y una vez que pudimos estabilizarla, se le dio de alta por la tarde del viernes 8 de mayo,”, aseveró.

La doctora Ochoa Vázquez recordó que la señora Hortensia ingresó el 13 de abril al Servicio de Urgencias en condiciones de insuficiencia respiratoria severa.

Una vez en el Servicio de Neumología Adultos, logró mejorar con apoyo de oxígeno, no obstante 11 días después (el 24 de abril) hubo necesidad de darle soporte ventilatorio con un respirador, esto la puso en una situación muy alta de riesgo de muerte, resaltó la especialista.

Por su parte, Azucena, hija de la señora Hortensia, refirió que su mamá es una mujer activa y llena de energía, y que ha sido una experiencia muy difícil enfrentar el COVID-19.

Recordó que fue el 6 de abril cuando su madre regresó de trabajar y manifestaba tener dolor de garganta, tos y fiebre. “El que mi mamá quisiera en ese momento ir al doctor era porque realmente se sentía muy mal”, comentó Azucena.

“La llevamos varias veces al médico y la mandaban a casa con tratamiento y la esperanza de que fuera a mejorar, pero pasaban los días y su salud empeoraba”, expresó.

La noticia continúa, mantenla encendida. ¡Descarga nuestra app!

lhp

Más Noticias