85.png
Captura de pantalla
18 febrero, 2020
Redacción ADN40
Internacional

VIDEO: Vendedor de globos sufre quemaduras tras una broma de unos niños

Grupo de niños le prendió fuego a los globos de helio de un vendedor, quien terminó envuelto en llamas.

Un vendedor sufrió quemaduras de segundo grado después de que un grupo de menores de edad le prendieran fuego a sus globos que vendía como una broma.

Oliver Rosales, de 29 años, estaba sentado debajo de los globos llenos de helio frente a un ayuntamiento en Manila, Filipinas, cuando jóvenes llevaron a cabo la broma.

Un video captó el momento en que los menores de edad le prendieron fuego a los globos, antes de que explotaran en una bola de llamas que envolvió al vendedor.

En las imágenes, se vio a Oliver caminando con sus globos antes de detenerse a descansar junto a unas escaleras.

Luego se observó cuatro niños alrededor de las escaleras, uno de ellos se acercó y uso un encendedor para prenderle fuego a un globo antes de que él y sus amigos escaparan.

El globo se encendió rápidamente y se esparció a los demás globos mientras Rosales se encontraba debajo de ellos, aún sin darse cuenta del juego.

De repente, una enorme bola de llamas se arremolinó alrededor del vendedor, derritiendo los globos y el hombre salió corriendo a la banqueta.

Una vez que las llamas habían disminuido, se pudo ver humo saliendo del vendedor, quien saltó en agonía.

Intentó empujar un trozo de globo derretido de su pierna antes de centrar su atención en otro trozo que parece haberse fusionado con su cabeza.

En el piso cerca de las escaleras, los restos de los globos todavía estaban en llamas.

Las fotos mostraron las terribles lesiones en los brazos y piernas de Rosales, que están cubiertos de ampollas llenas de líquido.

Hablando de sus heridas, Rosales dijo que “las cicatrices estarán en mi cuerpo por mucho tiempo. Quizás por siempre. Aunque todavía tengo que trabajar”.

A pesar de sus lesiones, el vendedor dijo que había perdonado a los adolescentes y reveló que sus padres pagarán los gastos médicos, así como la mercancía que perdió.

“Son solo niños pequeños. No saben nada. Los perdono porque sé que cuando sean mayores se darán cuenta de lo insensato que fueron”, indicó el vendedor.

Con información de Info 7

La noticia continúa, mantenla encendida. ¡Descarga nuestra app!

lhp

Más Noticias