KAL|1_mm4ss02u
06 abril, 2017
Redacción ADN40
Pop

Las casas más embrujadas de México

Aunque la ciencia ha demostrado que los fantasmas no existen, en el imaginario popular existen casas que, se asegura, están embrujadas.

México es un país de ancestrales tradiciones y leyendas. A través de ese barco que es la historia, se da cuenta de procesos que han desembocado en la creación de leyendas que forman parte del imaginario popular mexicano.

  En nuestro país existen leyendas emblemáticas: La Llorona, El Charro Negro y La Planchada son historias con las que muchos crecimos. En algunas casas, sin embargo, se asegura que los espíritus hacen presencia desencadenando historias enigmáticas. Por ello, en ADN 40 les presentamos nuestro top de casas embrujadas en México.

1. La casa de la Tía Toña: Ubicada en las inmediaciones del Bosque de Chapultepec, esta particular residencia ha sido objeto de múltiples mitos. Se asegura que una mujer enloquecida vivió en ese lugar y asesinó a niños sin hogar. La verdad, sin embargo, nunca ha sido descifrada por las autoridades correspondientes.

KAL|1_3yvj5cnt

2. La casa de Claudia Mijangos: En los años noventas, una mujer de clase media en la ciudad de Querétaro sufrió un demencial ataque que desembocó en el múltiple asesinato de sus hijos. El caso, que conmocionó a México, desencadenó mitos alrededor de esa propiedad. La familia, en respeto de los fallecidos, construyó una barda para que los curiosos no puedan entrar a la abandonada casa.

KAL|1_rmefhxvm

3. Casa La Moira: La Colonia San Miguel Chapultepec estuvo en el ojo del huracán tras revelarse múltiples suicidios en una residencia de ese vecindario. Después de que brujas y chamanes aseguraran que en esa casa habitaba un demonio, se realizaron decenas de sesiones espiritistas. Actualmente, la propiedad funciona como centro comunitario.

KAL|1_2sc1vm86

4. Cañitas: Siendo uno de los casos más controversiales relacionados a lo paranormal, esta propiedad adquirió fama tras darse a conocer demoniacas apariciones en el lugar. Tiempo después, se demostró que el caso era falso e, incluso, hubo tremendas demandas en contra de Carlos Trejo, quien popularizó el caso.

KAL|1_plm0xwo5

rsj

Más Noticias