julia-pastrana-mexicana-exhibita-circos-adn-40.jpg
Foto: El Tiempo
30 enero 2022 15:01hrs
Actualizado el 30 enero 2022 15:01hrs
Redacción ADN40
Estados

Julia Pastrana, la mexicana que fue exhibida en circos

Julia Pastrana, conocida como la primera mujer barbuda debido a su hipertricosis, síndrome que produce el crecimiento excesivo del vello facial.

En el mundo existen infinidad de historias que nos han conmovido hasta las lágrimas, tal es el caso de Julia Pastrana, una mujer mexicana que nació en el estado de Sinaloa en 1834 y que fue vendida a un circo debido a su hipertricosis, un síndrome poco común que produce el crecimiento excesivo del vello facial. Además de que sus facciones eran fuertes y sus orejas y nariz de gran tamaño.

Julia Pastrana fue criada por una mujer originaria que se separó de si tribu. Durante su juventud se convirtió en trabajadora doméstica de la casa del gobernador de Sonora, Pedro Sánchez. En 1845 Pastrana decidió volver a su tierra natal, pero en el camino de regreso conoció a M. Rate, con quien se fugó a Estados Unidos.

Una vez en Estados Unidos, Pastrana vivió en Cleveland, donde cobró fama y se convirtió en toda una celebridad, incluso se dice que en los bailes de gala los militares se formaban para poder bailar con ella. Posteriormente emigró a Europa, donde sorprendió a propios y a extraños gracias a su talento histriónico y particularidades físicas, en el Viejo Continente era presentada como ‘La Indescriptible’.

Theodor Lent, el representante de Julia Pastrana

El show de Pastrana se publicitó como si se tratase del eslabón perdido. En 1854, The New York Times la calificó como el “vínculo entre la humanidad y el orangután”. En aquel entonces, una mujer con senos abultados, morena y con barba tupida era el pretexto para llenar las carpas de circo en Europa.

En 1857 Julia Pastrana logró presentarse en Alemania gracias a las buenas gestiones de su representante Theodor Lent, desafortunadamente su show fue censurado por considerarse inmoral, ya que trataba de una mujer que enamoraba a un hombre; sin embargo, Pastrana utilizaba un velo que cubría su rostro durante el acto, mismo que ella levantaba durante los intervalos y desataba las burlas de los presentes.

Se dice que Julia Pastrana recibió innumerables propuestas de matrimonio en Europa, pero todas fueron rechazadas, ya que de acuerdo con la mujer ninguno de sus pretendientes era lo suficientemente rico. La idea de casarse con un hombre rico fue orquestada por su representante, quien lejos de ver por su felicidad veía el matrimonio de su representada como un negocio.

Años más tarde, Lent le pidió matrimonio a Julia Pastrana, luego de que la mujer acumulara una inmensa fortuna con sus shows. Tiempo después la pareja emigró a Austria, donde Theodor tenía enclaustrada a su esposa, incluso la obligó a realizarse humillantes y exhaustivos exámenes físicos.

A finales de 1859 Pastrana quedó embarazada de su esposo y representante. Con el embarazo en curso, la pareja viajó a Moscú para realizar una gira, donde la mujer dio a luz a un bebé con la misma condición de ella (hipertricosis). El pequeño murió a las pocas horas de haber nacido y Julia también perdió la vida días después de haber parido.

Julia Pastrana es momificada

Las humillaciones para Julia Pastrana no cesaron con su muerte, ya que Theodor Lent momificó a su esposa e hijo y lucró con ellos por diferentes partes. Lent volvió a casarse con una mujer con hipertricosis, a quien presentaba en sus espectáculos como Zenora Pastrana, hermana de su exesposa.

Años más tarde, Lent tuvo que ser internado en un hospital psiquiátrico y Zenora heredó los cadáveres de Julia y su hijo y siguió lucrando con ellos hasta que finalmente los vendió. Los cuerpos momificados reaparecieron en 1921 durante la ocupación nazi. El antropólogo Lund rescató los cuerpos de Pastrana y su hijo y los exhibió por diferentes partes de Europa.

En 1970 su exhibición terminó; sin embargo, el cuerpo del bebé fue devorado por ratones mientras se encontraba en resguardo. En 2021 el gobierno de México reclamó el cuerpo de Julia Pastrana a Noruega en un acto de dignificación. El 13 de febrero de 2013 los restos de Julia Pastrana fueron enterrados en Sonora.

“Era una mujer inteligente, hablaba tres idiomas, cantaba muy bien, imitaba a la española Lola Montes. Era una artista, no era un fenómeno natural”, declaró Ricardo Mimiaga durante la conferencia de prensa previa a la recepción y sepulcro de los restos humanos de quien fuera considerada la primera mujer barbuda del mundo.

La noticia por todos los medios. ¡Descarga nuestra app !
Jap

¡Suscríbete a nuestro boletín de ADN 40 en Google News!
Más Noticias