La niñera, Paige Poole, se declaró culpable de abusar de una bebé por lo que fue condenada a 13 años de cárcel, mientras que su novio recibió una pena de 11 años de cárcel.
Daily Mail
11 febrero, 2021
Redacción ADN40
Internacional

Niñera es condenada a 13 años de cárcel por abusar de una bebé y mandar los videos a su novio

La niñera, Paige Poole, se declaró culpable de abusar de un bebé y enviarle un video del hecho a su novio, por lo que fue condenada a 13 años de cárcel, mientras que su novio recibió una pena de 11 años de cárcel.

Una niñera estadounidense, identificada como Paige Poole, se declaró culpable de abusar de un bebé y enviarle un video del hecho a su novio Ross Kingsland, de 44 años, catalogado por la justicia como un pedófilo.

El Tribunal de la Corona de Exeter, en el Reino Unido, condenó a 13 años de prisión a Paige Poole, una niñera de 29 años, que abusó a su víctima hasta ocho ocasiones, además de que conspiró con Kingsland para abusar sexualmente de otro menor de edad, aunque aún no ha podido determinar si cometieron este segundo delito.

De acuerdo con el diario Daily Mail, Poole y Kingsland se conocieron en un sitio web de fetiches extremos y se describieron como que compartían el mismo “corazón negro”.

Poole se filmó abusando sexualmente de la niña y envió las imágenes a Kingsland, un hombre casado, quien alentó su comportamiento.

La niñera fue arrestada en Staffordshire, Reino Unido, donde se le encontró un teléfono con contenido que incluía videos de sí misma abusando a una bebé mientras permanecía desnuda y riendo.

Ross Kingsland fue arrestado después de que un oficial de la Policía Metropolitana se hiciera pasar por una madre de dos hijas menores de edad en un sitio web y le ofreciera abusar sexualmente de ellas, algo a lo que el hombre se mostró dispuesto a hacer.

Los teléfonos celulares de Poole y Kingsland fueron examinados por la Policía, quienes revelaron una serie de delitos sexuales contra niños cometidos por la pareja, que enfrentó un total de 32 cargos.

La mujer admitió 20 delitos sexuales contra niños y fue condenada a 13 años de prisión; mientras que Kingsland admitió 12 delitos sexuales contra niños y recibió una pena de 11 años de cárcel.

El juez del caso, David Evans, indicó:

Ambos eran adultos que sabían lo que estaban haciendo en cada paso del camino. Cada uno eligió planificar y poner en práctica sus deseos desviados. Este fue un verdadero encuentro de mentes malvadas

Los dos fueron inscritos de por vida en el registro de delincuentes sexuales y se les impuso una orden de prevención de daños sexuales de 20 años.

La noticia por todos los medios. ¡Descarga nuestra app!

lhp

¡Suscríbete a nuestro boletín de ADN 40 en Google News!
Más Noticias