Londres confirmó que la contaminación contribuyó a la muerte una niña de nueve años
Brady Reddall/Reuters
16 diciembre, 2020
Redacción ADN40
Internacional

La justicia de Londres confirmó que la contaminación contribuyó a la muerte de una niña de nueve años

La niña murió por la insuficiencia respiratoria aguda causada por la exposición a la contaminación de donde vivía.

La justicia británica reconoció que la contaminación atmosférica contribuyó a la muerte de una niña de nueve años que vivía cerca de una concurrida carretera en Londres.

  Ella Kissi-Debrah falleció el 15 de febrero de 2013 tras sufrir una grave crisis de asma que le significaron casi tres años de ataques y más de 30 hospitalizaciones relacionadas con la enfermedad.

“Mi conclusión es que la contaminación atmosférica contribuyó materialmente a la muerte de Ella”, aseguró el forense adjunto del distrito de Southwark en Londres, Philip Barlow, tras dos semanas de audiencias en este caso.

La niña vivía con su familia a menos de 30 metros de la South Circular, una carretera muy transitada y regularmente congestionada del sur de Londres.

En una investigación realizada en 2014 se determinó que Ella Kissi-Debrah murió de una insuficiencia respiratoria aguda causada por un asma severa.

Sin embargo, Stephen Holgate, experto en contaminación atmosférica, señaló un “vínculo evidente” entre los ingresos de la niña en urgencias y los picos registrados de dióxido de nitrógeno (NO2) y de partículas en suspensión, los contaminantes más perjudiciales.

El juez Barlow estableció como causas de la muerte, en primer lugar la insuficiencia respiratoria aguda, en segundo lugar el asma que padecía la niña y, en tercer lugar, la exposición a la contaminación, cuyo nivel superaba las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La contaminación del aire es un factor importante que contribuye a desencadenar y exacerbar el asma. La madre de Ella no fue informada de los riesgos para la salud (...) si lo hubiera sido, habría tomado medidas que podrían haber evitado la muerte de la niña

La madre de la niña, Rosamund Kissi-Debrah, quería que en el certificado de defunción de su hija constase con la contaminación del aire como una de las causas de su muerte. “Hemos conseguido justicia para ella”, celebró en rueda de prensa, “pero hay otros niños” en esta situación, alertó.

Se estima que entre 28 mil y 36 mil muertes en Londres cada año están vinculadas a la contaminación del aire.

La noticia por todos los medios. ¡Descarga nuestra app!

pfp

Más Noticias