Maestra viaja en canoa para dar clases a niños indígenas
James D. Morgan/Getty Images
13 marzo 2021 12:03hrs
Actualizado el 13 marzo 2021 12:03hrs
Redacción ADN40
Internacional

Maestra viaja en canoa para dar clases a niños indígenas

La maestra lleva una pizarra, laptop y comida para sus alumnos para instruir a niños indígenas en Panamá

La contingencia a causa de los contagios de COVID-19 ha sacado lo mejor de los profesores, quienes se han dado a la tarea de incluso visitar a sus alumnos para que entiendan mejor las lecciones, pero, en particular, una maestra en Panamá es digna de admirar al viajar en canoa para llegar con sus pupilos.

La maestra llamada Graciela viaja en canoa por el río Chagres, cuyo cauce se topa con el Canal de Panamá, para poder instruir a niños indígenas que no cuentan con internet.

La profesora es trasladada por Madelaine, una indígena de 25 años, hasta la localidad de Gamboa, provincia de Colón, donde habitan comunidades autóctonas.

El camino de la maestra en canoa

La maestra desembarca en el puerto de los Ella Puru, de la etnia a donde lleva una pizarra, laptop y comida para sus alumnos, quienes no tienen la oportunidad como muchos otros alumnos de tomar clases a distancia.

“La decisión fue por el problema de conectividad que ellos tienen y que no estaban recibiendo el contenido académico igual que el resto de los estudiantes. Eso me motiva a venir y a acercarme a ellos a darles clase semipresencial”, dijo a la agencia AFP.

Pero aunque la iniciativa de la maestra es de aplaudir, antes de la contingencia, eran los alumnos quienes emprendían este camino para tomar clases. Los niños de Ella Puru y de las comunidades aledañas van a la escuela Omar Torrijos, en la provincia de Panamá.

Sus padres los llevan en bote hasta el puerto, y de allí deben viajar 40 minutos en autobús.

“La conectividad fue muy difícil, y es difícil para nosotros como indígenas, principalmente”, explicó Johnson Menguizama, padre de familia de 50 años.

Así que, apenas Panamá empezó a liberar la movilización de ciudadanos, Graciela decidió ir a ver a sus alumnos.

Por esa razón la maestra reúne a una treintena alumnos indígenas en una especie de anfiteatro hecho de vigas y techado con hojas secas, después los separar por grados y les enseña a cada grupo.

La noticia por todos los medios. ¡Descarga nuestra app !

sga

¡Suscríbete a nuestro boletín de ADN 40 en Google News!
Más Noticias