La historia de Marita y Fani fue contada en el documental ‘Nun of your business’
Reuters
09 noviembre, 2020
Redacción ADN40
Es Tendencia

Monjas se enamoran y cuelgan los hábitos para estar juntas

La historia de amor de Marita y Fani, quienes eran dos monjas en Croacia, fue llevada al cine a través de un documental titulado ‘Nun of your business’.

Marita y Fani eran dos monjas en Croacia que decidieron dejar su vocación y vivir juntas su historia de amor, la cual ya cuenta con un documental.

  El documental fue llamado ‘Nun of your business’, que combina un juego de palabras para llamar la atención, en el cual se combina la palabra “nun” (moja” y “none of your business”, que significa (eso no es asunto tuyo), que muestra como dos mujeres desde su infancia habían tomado la decisión de tomar el hábito religioso, pero un suceso se atravesó en su camino y decidieron dejar su vestidura.

Nun of Your Business (official trailer)

El film que relata la historia de Marita y Fani se llevó elogios en el festival internacional de cine ZagrebDox.

“Es la historia de un amor inesperado e inusual pero me concentré más en la cuestión de la libertad individual”, explicó a la AFP la directora Ivana Marinic Kragic.

La directora aseguró que las personas de la comunidad LGTBQ son discriminadas por ser consideradas como homosexuales y que la Iglesia católica las señala que por tener este preferencia sexual presentan una “discapacidad” y perversión”.

Marita Radovanovic, de cabello corto con mechas rosadas, tenía 18 años cuando entró en el convento, en la isla de Korcula, en el sur del país donde nació. Conoció a Fanica Feric, a quien llamaban Fani, en el seminario.

Pero la relación de amistad que se forjó al principio no mudaría en relación romántica hasta varios años después, cuando Marita ya había abandonado la Iglesia. Fue en el convento donde Marita, de 36 años en la actualidad, fue consciente por primera vez de su homosexualidad y tuvo su primera relación con una mujer.

Por su parte, Fani, de 40 años, siempre supo que era lesbiana pero tenía miedo de decirlo en su pequeño pueblo del este de Croacia.

Ambas empezaron a hablar regularmente por teléfono después de que Marita colgara los hábitos para estudiar en Split, en 2009. Después de una visita de Marita, Fani le pidió al convento unos cuantos días para reflexionar sobre su situación.

Actualmente las dos mujeres viven en Korcula rodeada de la familia de Marita, una trabaja en la actividad turística y la otra en la restauración.

Con información de Agencias

La noticia continúa, mantenla encendida. ¡Descarga nuestra app!

lhp

Más Noticias