Las espinacas podrán advertirnos sobre cambio climático y materiales explosivos con un mail
Richard Bord/Getty Images
03 febrero, 2021
Redacción ADN40
Ciencia

Las espinacas podrán advertirnos sobre cambio climático y materiales explosivos con un mail

Ingenieros desarrollaron un método para transformar sensores de espinacas que son capaces de detectar materiales explosivos.

Las espinacas además de ser un alimento muy nutritivo ahora alertarán a través de un mail a la humanidad sobre el cambio climático y los materiales explosivos, según un estudio publicado en Nature Materials, una revista científica que se centra en la ciencia y la ingeniería.

Ingenieros del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) desarrollaron un método para transformar sensores de espinacas que son capaces de detectar materiales explosivos.

Cuando las raíces de la planta detectan compuestos que se encuentran en explosivos en el agua subterránea, los nanotubos de carbono dentro de las hojas envían una señal a una cámara infrarroja. Luego, esa cámara envía una alerta por mail a los científicos que monitorean el área.

La tecnología que utilizaron los investigadores se conoce como “nanobiónica vegetal”, que la publicación define como “el proceso de dar a las plantas nuevas habilidades”.

El profesor Michael Strano, quien dirigió la investigación, dijo a Euronews que las plantas “son muy buenos químicos analíticos” y dijo que el experimento era una “demostración novedosa de cómo hemos superado la barrera de comunicación entre plantas y humanos”.

Afirmó que el proceso también podría usarse para advertir a los científicos sobre la contaminación y los cambios ambientales, ya que las espinacas están absorbiendo constantemente una “gran cantidad de datos” de su entorno.

Las plantas son muy sensibles al medio ambiente. Saben que va a haber una sequía mucho antes que nosotros. Pueden detectar pequeños cambios en las propiedades del suelo y el potencial hídrico. Si aprovechamos esas vías de señalización química, hay una gran cantidad de información a la que acceder.

La investigación se publicó en la revista el 31 de octubre de 2016 pero fue hasta hoy que cobró relevancia en redes sociales.

La noticia por todos los medios. ¡Descarga nuestra app!

pfp

¡Suscríbete a nuestro boletín de ADN 40 en Google News!
Más Noticias